Bienvenido

178.-Las presidencias robadas en la Historia de México


Ángel Rafael Martínez Alarcón | 10 septiembre de 2012 www.noticiastribunalibre.blogspot.mx  
Tribuna Libre.- El proceso electoral del pasado 1 de julio del 2012, pasara a la historia de nuestra nación, como uno de los más sucios para la elección de Presidente de la República  del periodo constitucional del 1 de diciembre de 2012 al 30 de noviembre del 2018.

El primer presidente de la República elegido para gobernar recayó en el insurgente José Manuel Ramón Adaucto Fernández y Félix, mejor conocido como Guadalupe Victoria 1786-1843.  Luego del efímero imperio de Iturbide y caída, la nación estuvo conducida por espacio de diez meses por un Supremo Poder Ejecutivo integrado por  Nicolás Bravo, Guadalupe Victoria y Negrete. En las elecciones de agosto de 1824, los comicios favorecieron a Guadalupe Victoria, el 1 de Octubre se dio a conocer el resultado de la votación. Fue electo presidente por la mayoría de los diecisiete estados votantes.

Para sucesión del siguiente presidente, el país vivió su primer conflicto para designar al nuevo titular del Ejecutivo Federal. Las pugnas por el poder las encabezaron: él insurgente Vicente Guerrero, apoyado por los grupos Yorkinos y una parte del ejército, mientras que el rito escocés y el clero avalaban la candidatura de Manuel Gómez Pedraza, ambos miembros del gabinete del presidente Guadalupe Victoria. Las elecciones se realizaron en septiembre de 1829, siendo muy competitivas, los resultaron electorales dieron el triunfo por pequeño margen  Gómez Pedraza; originándose un conflicto post-electoral, organizado por Antonio López de Santanna, quién proclama el Plan de Perote que entre otros puntos desconocía, el triunfo de Gómez Pedraza quien renuncia al cargo de Presidente de la República en diciembre 27 de 1829. Quedando en manos del Congreso de la Unión, la designación del  presidente del país;  a favor Vicente Guerrero.

Entre 1859 a 1867, México vivió uno de los periodos más críticos de su historia; las luchas entre liberales y conservadores se agudizaron hasta el extremo de haber dos gobiernos uno conservador y el otro liberal. El bando conservador logro establecer una monarquía extranjera, con el Emperador Maximiliano de Habsburgo, quien gobernó entre 1864 a 1867, paralelamente la República liberal la encabezaba Benito Juárez; con el fusilamiento del emperador en junio de 1867, los liberales entran triunfantes a la ciudad Capital.

Porfirio Díaz, el héroe del 2 de abril de 1867, unos los principales artífices de la expulsión extranjera  en México, convierte en unos de las importantes adversario político al Gobierno de la República gobernada por Benito Juárez y Sebastián Lerdo de Tejada, quienes derrotan electoralmente en 1871 al oaxaqueño. Porfirio Díaz lanza el Plan de la Noria cuyo esencial objetivo era dejar que Juárez  se perpetué en gobierno de la nación, pero la muerte le sorprende en 1872, sustituyéndole  Sebastián Lerdo de Tejada en el cargo de Presidente. Porfirio Díaz sale para electo para asumir  el cargo de diputado federal al Congreso de la Unión en 1874, más tarde proclama el Plan de Tuxtepec,  logrando derrotar  al gobierno de Lerdo de Tejada, deja la silla presidencial, sale al exilio hasta su muerte en Estados Unidos. 
  La Revolución de Madero inicio el 20 de noviembre de 1910, como respuesta al fraude electoral entre otras tantas cosas que ya no funcionaban durante el régimen de Díaz; logrando la renuncia del dictador en mayo de 1911, en ese mismo año Francisco I Madero asume el poder presidencial; Madero de su fraude electoral hace la Revolución.

Venustiano Carranza se levanta en contra de la usurpación de Huerta, o Carranza encabeza el poder ejecutivo entre 1915 y 1920. Para la sucesión presidencial en 1920, surgen dos candidatos, ambos  son formaron parte del proyecto carrancista. Ignacio Bonilla, diplomático, el candidato del gobierno y Álvaro Obregón; el grupo sonorense  la lanza el Plan de Agua Prieta en abril de 1920, Carranza cae asesinado el Tlaxcalantongo, a finales de mayo de 1920, cuando su gobierno se dirigía al Puerto de Veracruz.Tras la muerte de Carranza, se inicia un primer periodo del  grupo Sonora desde 1920 hasta 1935, quienes  dirigirán los destinos de México. Adolfo de la Huerta Marcor (1818-1955), Álvaro Obregón Salido, (1880-1928), Plutarco Elías Calles (1877-1945),  Emilio Portes Gil, (1890-1978) Pascual Ortiz Rubio (1877-1963) y finalmente Aberlado L. Rodríguez (1889-1967) y Lázaro Cárdenas del Rio (1897-1970).

El proceso electoral de 1929, luego del asesinato del presidente electo de Álvaro Obregón y la fundación del Partido Nacional Revolucionario, en donde participa el ingeniero Pascual Ortiz Rubio, como candidato del gobierno, con la participación opositora encabezada por José Vasconcelos, el primer Secretario de Educación Pública desde 1921; postulado por el Partido Nacional Antireeleccionista. Dicha campaña se caracterizó por la gran movilización de los intelectuales de su tiempo. El resultado fue el fraude y el exilio del maestro Vasconcelos. De esta derrota nace el proyecto de acción nacional.

El periodo cardenista, fue el primer sexenio como proyecto presidencial partir de 1934. La sucesión presidencial también  causo graves problemas al final del gobierno de Cárdenas. En la sucesión presidencial para el segundo sexenio Ávila Camacho logro ser el candidato del presidente en turno, sacrificando a militares como Fco. J. Mujica, Juan Almazán, este último logra el apoyo del recién fundado Acción Nacional.

Los procesos electorales presidenciales desde 1946 a 1982, el PRI y el Gobierno crean candidatos opositores afines al régimen.  Ezequiel Padilla compitió contra Miguel Alemán Valdez.  Seis años tarde, el General Miguel Henríquez Guzmán, candidato de la Federación de Partidos del Pueblo de México, contendió con el último veracruzano presidencial, don Adolfo Ruiz Contienes, en ese mismo proceso Acción Nacional postula a su primer candidato salidos de su filas. En 1958, participa don Luis H. Álvarez, gana Adolfo López Mateos, quien en su juventud participo en la campaña de Vasconcelos. Gustavo Díaz Ordaz, es electo en 1964, postulado por el PRI, PARM y PPS, Acción Nacional postulo a  José González Torres. Seis  más tarde Luis Echeverría logra salir victorioso. Sólo el PAN presenta candidato. En 1976, cambian las cosas en la elección, el PAN no presenta candidato. José López Portillo, va sólo. El Partido Comunista Mexicano, postula a Valentín Campas, a pesar que el partido está proscrito. En 1982, el proceso electoral es totalmente diferente por estar tutelado por la LOPPE. Partidos Socialista Unificado de México, postula a Arnoldo Martínez; hay por vez primera la participación de una mujer como candidata presidencial Rosario Ibarra de Piedra. Miguel de la Madrid  Hurtado. Seis más tarde, el proceso presidencial fue histórico, una disidencia del PRI, logra crear el Frente Democrático Nacional quien  respalda la candidatura de  Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, PAN postulo a Manuel de Jesús Clouthier. Saliendo impuesto Carlos Salinas de Gortari. Para el 1994, el proceso es sumamente dificultoso por la situación que vivía el país. Asesinan al candidato del PRI. Para muchos mexicanos el verdadero ganado fue Diego Fernández de Ceballos, quien después de ganar el débete, se autoexilia. El año 2000, luego de 80 años del grupo Sonora, pierde la presidencia, llegando Acción Nacional con un candidato ciudadano.

En el 2006, Manuel López Obrador, candidato de PRD, se inconforma por el fraude electoral, manufacturado por el Gobierno Federal y PRI, y los confirma Felipe Calderón Hinojos, con su frase “haiga sido como haiga sido” ignorando el marco jurídico. El estadista de Felipe Calderón, supo cumplir su palabra de regresar la presidencia al Revolucionario institucional. El pasado 30 de agosto del 2012, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, presento el resultado para no dar entrada al juicio de nulidad a la elección presidencial presentado por el Movimiento-Progresista; para posteriormente declarar electo a Enrique Peña Nieto.  
 
Toggle Footer
TOP