Informe rojo… Los Yunes en la guarida del H y el cacique

* La comida en Cosolea, entre armas  * Erasmo, tras los pasos de Cirilo  * Los candidatos que Miyuli bloqueó  * Hasta el alfil de Morena  * Chagra en Juriquilla  * Que no se entere la PGR  * Carmen Azuela también amenaza  * Pleito por los drenajes  * Soltó la lengua Tania Carola  * Ganan diputados 240 mil  

Mussio Cárdenas Arellano | 14 Julio de 2017
Tribuna Libre.- Unos 20 matones ahí, no están por error. Armados con todo, con ojos de lince y gesto severo, los fierros que se dejan ver, aturden al senador, complacen al cacique, inquietan a los que acudieron y ya no saben dónde ir. Son 20 matones y su misión es resguardar al siniestro Comandante H.

Aquel 13 de agosto, en 2016, suponía el yunismo que iba a un encuentro con la militancia, comida de acercamiento, certamen de loas y sonrisas, complacidos con los votos aportados para el triunfo del candidato del PAN-PRD al gobierno de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares.

Se veía entre aplausos y entre amigos, el panismo y el perredismo que operó en el distrito de Cosoleacaque, donde fragmentaron a Morena, donde contuvieron al PRI, anulando al pejepartido en los municipios de la sierra de Soteapan.

Se notaban aún más dos figuras de temer. Uno, Erasmo Vázquez González, de la estirpe del cirilismo que en los 80’s asoló la región hasta que Fernando Gutiérrez Barrios, el gober de la mano de acero y los secretos del sistema, llevó a Cirilo Vázquez Lagunes a prisión y luego lo hizo correr; otro, Hernán Martínez Zavaleta, alias El H, jefe zeta, hoy en prisión por la masacre de cuatro niños en revancha por la ejecución de su lugarteniente, Bernardo Cruz Mota.

Sonó la alerta en el celular de Fernando Yunes Márquez, el senador con licencia, cuando se hallaba a una hora de la la cabaña-salón de eventos de la Quinta Cañaveral, a un costado de la quinta La Verónica, en el municipio de Cosoleacaque. Un timbrazo y póngase a pensar. Escuchaba una voz que advertía que aquello no era evento de panistas sino celada de Erasmo, usando al panismo como carnada.

Pudo parar pero siguió. Habrá pensado en el panismo. Habrá calibrado lo que un desaire político cuesta. Y fue. Y se entrampó.

Llegó el senador representando a su padre, el hoy gobernador, para quien se organizó el agasajo que terminó en trampa. Cumplió las formas. Y cuando tomó la palabra, habló y bromeó, viendo a la distancia el impresionante séquito de guardaespaldas de Erasmo Vázquez y a los matones de quien luego, tras la masacre de los niños, se le identificaría como El H.

Le detona el escándalo por la filtración de las fotografías, Fernando Yunes en tres de ellas, a unos metros serio en unas, sonriente en otras el Comandante H, en la mesa de honor.

¿Quién puso al senador a tiro de Hernán?

Sábese ya quiénes convocaron al entonces gobernador electo de Veracruz y al no poder asistir, designó al senador Fernando Yunes en su representación.

Van sus nombres:

Erasmo Vázquez González, el “rey del limón y de otros cítricos”, alias “El Chivo”, en cuyos embarques va de todo.

Félix López Mora, priista, diputado local en 2012, fallido aspirante a la alcaldía de Cosoleacaque por el PAN, hoy delegado de Tránsito del gobierno yunista, pese a haber operado en la campaña del priista Cirilo Vázquez Parissi, otro hijo de Cirilo Vázquez Lagunes.

Mauro Martínez Rodríguez, regidor por el PAN en Cosoleacaque, entregado a Morena por los oficios de su padrino, el ex diputado local y ex secretario general PAN estatal, Domingo Bahena Corbalá, el que una semana antes de la elección renunció a su militancia y despotricó contra Yunes Linares.

Víctor García, alias Mister Rodeo, perredista, hoy Presidente de las Juntas de Mejoras del gobierno estatal, del clan del dueño del PRD en Veracruz, hoy secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán.

Y en la penumbra, El H.

Habló Fernando Yunes y con la misma se fugó. Iban con él el secretario general del PAN en Veracruz, Carlos Valenzuela, y la diputada local, hoy secretaria ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad Pública, Ana María Ledesma; panistas de Cosoleacaque y de la región.

Cuenta una fuente del yunismo el episodio:

“Fernando no tenía la película de quien era Erasmo realmente. Cerca de Cosoleacaque fue informado. Recuerdo claramente que el ambiente cuando llegamos se sentía muy, muy pesado. Fácil había como 20 guardaespaldas. Pensábamos que eran de Erasmo. Ahora nos damos cuenta que eran del H o de los dos”.

Luego refiere:

“El escolta de Fernando se percató de la gente rara y todos estábamos en alerta. Por eso salimos rápido y en caravana”.

Apunta:

“No sabíamos que el H iba a ir. Sólo le informamos a Fernando que iba a estar Erasmo y quién era. Fernando dijo que no lo dejáramos solo ni nos despegáramos. Nosotros no estábamos invitados y terminando el evento (eran como 500 personas) salimos rápido con el pretexto que se nos hacía tarde para ir a inaugurar el nuevo Comité municipal del PAN en Chinameca. Luego Fernando se fue al DF en el ultimo vuelo, desde el aeropuerto de Canticas, en Minatitlán”.

Fue una demostración de poder, juntos Erasmo Vázquez y El H. Y de ahí pasaron a la exigencia de candidaturas para todas las alcaldías de la región, los distritos Acayucan y Cosoleacaque en su poder.

Dos periodistas de Coatzacoalcos —una dama y un rufián— operaban en los medios la imagen de Félix López Mora, en sus notas y comentarios, untando la mano de colegas y directivos para llevar a uno de los acólitos del H a la alcaldía.

Días antes, en medios de prensa se festinaba el respaldo de Fernando Yunes a López Mora. Y a la distancia, las fotografías, Félix codo con codo con el H.

Aquella comida, aquella celada, lo anuló.

De las candidaturas exigidas, Yunes azul no les dio ni un gramo. Los bateó. Sabiendo quién es Erasmo Vázquez, antecedentes y andanzas, una persecución en Villahermosa, Tabasco, que terminó cuando prácticamente se metió con todo y auto a la zona militar, le negó todo.

Heredero, según él, del testamento político de su hermano Cirilo Vázquez Lagunes, al que un día de noviembre de 2006 llegó el narco, lo emboscó y le arrancó la vida con ráfagas de metralleta, siente que no hay otro pueda llenar sus botas.

Cosoleacaque y la sierra de Soteapan son un filón para el crimen organizado. Un ex alcalde, Martín Padua, del PAN, de Chinameca, paró en prisión. Decíase que era por vínculos con zetas. Y luego salió.

En la ficha del H, elaborada por la Secretaría de Seguridad Pública de Tabasco figura el hecho y lo ligan con el hermano del Comandante H, Juan Teófilo Martínez Zavaleta.

“Estuvo vinculado a Martín Padua Zúñiga, con quien operaba una toma clandestina de hidrocarburos en la localidad de Agua Fría, municipio de Chinameca. Además, estaba involucrado en secuestros, presuntamente en complicidad con el policía 3o. Héctor Pitalúa González, comandante de grupo móvil en la Delegación XVII de la S.S.P (sic)”.

Son los Vázquez una estirpe de sangre. A hierro matan y a hierro mueren. Se matan hasta en el seno familiar.

Miguel Vázquez Bonilla, un chivo descarriado, hijo de Erasmo vivió en Argentina desde el frustrado atentado contra su padre. En 2013 regresó. Se unió a la campaña de su hermano, Juan Carlos Vázquez Bonilla, por la alcaldía de San Juan Evangelista por el partido Alianza Veracruzana. Su contrincante era su tío Abel, postulado por el PRI-Verde.

Enfrentados tíos y sobrinos, el 15 de septiembre pasaron a las armas. Miguel Vázquez le dejó ir a su tío Héctor Vázquez Joachín cinco disparos y le cortó la vida.

Huyó a Argentina. Detenido en una redada por droga en el lujoso barrio en que vivía, fue extraditado a México. Finalmente, la justicia lo dejó en libertad.

Erasmo, su padre, fue el verdadero anfitrión de Fernando Yunes en la Quinta Cañaveral, con los 20 matones del H a su lado, con el H en la mesa de honor, con Félix López Mora, Mauro Martínez, Mister Rodeo imaginando el arsenal de candidaturas a alcaldes que Yunes Linares les debía entregar.

Nada les dio Yunes azul y El H está en prisión.

Nada les dio y Erasmo Vázquez, el que quiere calzar las botas de Cirilo y ser el nuevo cacique del sur, está en la mira del gobernador.

Unos 20 matones ahí, no están por error.


Archivo muerto

Un Chagra, empresario milloneta, que no concilia el sueño desde hace dos semanas, recorre los fraccionamientos mas selectos de Juriquilla, Querétaro, queriendo avecindarse donde no lo alcance la mano de la PGR. Ya no siente la brisa del mar. Ya no sabe del son jarocho. Ya no contempla la zona industrial. Ese Chagra, acaudalado aún, sabe que un traspié, un error legal, y no habrá fortuna para evadir la prisión o el arraigo que se ve venir. Un Chagra que ya se ve en los campos de golf, en la plaza de toros, entre lo más granado de la sociedad, si es que antes la PGR no lo lleva a prisión… Carmen es igual o peor que Andrés. Carmen Azuela Berchelmann grita y vocifera, amenaza y amedrenta, mienta madres con la finura que sólo ella puede mostrar. Denunciada por un vecino por provocarle daños y molestias con su drenaje sanitario, desoyó la señora los tres llamados de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento o CAEV Coatzacoalcos para regularizar su situación. “No saben con quien se meten”, le gritó a la cuadrilla de alcantarillado de CAEV, más o menos como lo hiciera su hermano Andrés cuando le cayeron robando agua para su hotel Terraza del Sol, sin medidor y con una línea clandestina, y en condición irregular en el Valgrande. Exhortos, quejas, reportes, fotografías y videos acreditan que hermana del líder de los hoteleros de Coatzacoalcos está conectada de manera irregular a la red de drenaje general. Otra que grita como si un espíritu zetita la hubiera poseído, quesque porque Roberto Chagra en sus días al frente de CMAS le aconsejó que se conectara al drenaje sanitario del vecino. A Beto Chagra, como al perro más flaco, le caen todas las pulgas… Tania Carola habló de más. Queriendo transparencia, la diputada de Morena reveló que en ese mundo de la desigualdad, donde los ricos son unos cuantos y los pobres una mayoría —gobierno rico y pueblo pobre, diría su Dios Peje—, los legisladores veracruzanos perciben ingresos de lujo. Mensualmente reciben 240 mil pesos, 58 mil por concepto de dieta, 40 mil de bono por gestión y 45 mil por “subsidio por la actividad que realizan”. Acorralada por los medios de comunicación, atizada por el diferendo con el diputado panista Bingen Rementería, que la conminó a donar 100 mil pesos de salario a causas sociales, Tania Carola Viveros Cházaro soltó otra frase para los bronces y para ser inscrita en los muros del Congreso: "Ahí está en la página de transparencia y aparecen tres rubros, está la dieta una parte por gestión y otra parte por comisiones (...) y es sabido qué hay dinero que manejan las fracciones a discreción”. O sea que Eva Cadena, la vituperada diputada ex de Morena, tenía razón. Eva Cadena, ante el escándalo de los videos en que recibe aportaciones de “empresarios” para que los hiciera llegar a Andrés Manuel López Obrador y que dice devolvió a esos mecenas enviados a reventarla, señaló que Morena le mentía a la militancia, que la aportación al proyecto educativo de AMLO era de 13 mil pesos por legislador pese a tener ingresos de más de 200 mil pesos al mes. Sostiene Tania Carola que les está prohibido donar más del 50 por ciento del salario. Refuta Eva: “El artículo 69 de los estatutos obliga a aportar el 50 por ciento de los ingresos totales del servidor público de Morena, llámense salario, aguinaldo, bonos. Eso es lo que nos dicen. Y eso es lo que no hacen. Es mentir”…


Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com