Lo perverso del gobierno de Veracruz

Samuel Aguirre Ochoa | 31 agosto de 2017
Tribuna Libre.- Desde el inicio de la administración que encabeza el Lic. Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador del estado,  el Movimiento Antorchista Veracruzano le hizo llegar el pliego petitorio de los asuntos que venía y viene gestionando de las colonias, pueblos y escuelas desde hace ya varios años. El Comité Estatal sostuvo una reunión con el propio gobernador y el secretario de gobierno, en la cual el primero ofreció atender los asuntos más urgentes. Pidió se le diera tiempo para hacerse claridad sobre la situación del presupuesto del Estado, incluso aprovechó la ocasión para solicitar el apoyo de la Diputada Local Antorchista, Lic. Janeth García Cruz,  para que se aprobara su propuesta en el Congreso del Estado, apoyo que se le brindó.

Se realizaron reuniones con los Secretarios del Gabinete para revisar en concreto la situación de cada asunto, y lo que éstos respondieron, es que la solución depende de lo que les instruya el gobernador. Razón por la cual, después de haber acudido a todas las Secretarías y revisado asunto por asunto, se ha buscado de nuevo hablar con el gobernador para definir las obras que se llevarán a cabo. Pero resulta que no se ha podido concretar la cita con él a pesar de la insistencia por varios medios.  En este ir y venir, lo último que dijo su secretario particular fue que el gobernador le había indicado que sí recibiría al Comité Estatal, pero que antes, su Presidente, un servidor, debería entrevistarse con el Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié. A pesar de que desde un principio vimos en  esta acción una amenaza para los dirigentes del antorchismo, pues nada tiene que ver este Secretario con asuntos de salud, vivienda, educación, etc., se le ha buscado y tampoco ha dado la cara.  Es obvia la represión administrativa y la amenaza de represión política.

Paralelamente a esta situación, varios de los dirigentes del Movimiento Antorchista en el estado  han sufrido atentados, amenazas y extorsiones, de todo lo cual se interpusieron las respectivas denuncias públicas y penales y ninguna de ellas ha prosperado, a pesar de haber platicado personalmente con el entonces encargado de la Fiscalía del Estado Jorge Winckler,  quien por cierto, también aprovechó la ocasión para solicitar el apoyo de la Diputada Antorchista para su nombramiento en el Congreso del Estado, al mismo tiempo que ofreció investigar las denuncias y castigar a los culpables. Debo decir, que desde un principio me quedó la impresión que dichos atentados, amenazas y extorsiones, fueron orquestadas desde el mismo gobierno con el propósito de intimidar a los dirigentes del antorchismo.

La ciudadanía veracruzana ha sido testigo de que las manifestaciones que se han suscitado en el territorio veracruzano, fueron brutalmente reprimidas por la policía estatal, y en las pláticas sostenidas con el “izquierdista”, Secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, ha dicho que se trata de una indicación “superior”  el uso de la fuerza pública ante cualquier tipo de protesta. Es decir, el uso sistemático de la represión policíaca.

Ahora bien, no sólo los Antorchistas nos hemos quejado de la falta de obra pública, de la falta de empleo, de la inseguridad y de la represión prevaleciente en Veracruz. De una u otra manera,  varias organizaciones y sectores de la población tienen la misma percepción.  Incluso, a últimas fechas varios actores y analistas políticos  han venido denunciando que el dinero que llega a Veracruz proveniente de la Federación no se está utilizando para hacer obras y acciones de beneficio público, debido a que el actual gobierno lo está guardando para el próximo año electoral, para beneficiar al candidato del gobernador, su propio hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, actual presidente municipal de Boca del Río.

Muchos analistas sugieren en los medios de comunicación, que todo este desbarajuste se debe a la falta de capacidad para gobernar del Lic. Miguel Ángel Yunes Linares. Discrepo de este punto de vista, y sostengo que, de lo que realmente se trata, es de un plan bien orquestado, bien meditado, que tiene como propósito claro mantener sometidos, con el uso de la fuerza pública, con la fabricación de delitos, actos intimidatorios y con el uso faccioso de los recursos del erario, a todos los veracruzanos que no comparten su punto de vista e intereses políticos y económicos. Se trata de un proyecto monárquico,  al más puro estilo de la Edad Media, en el cual los reyes heredaban el poder a sus hijos.

Pero se olvidan estos gobernantes que en México se suscitaron dos grandes movimientos revolucionarios emprendidos por el pueblo pobre, que nos han alejado de esa época, de los virreyes y de los dictadores: la Guerra de Independencia y la Gran Revolución Mexicana, que dieron como resultado la formulación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Ley Máxima en la que se establecieron claramente los derechos y obligaciones de todos los ciudadanos. Dichos movimientos enseñaron a las masas  populares que las conquistas de la humanidad se logran mediante la lucha y la organización de los pueblos. Ha sido el pueblo pobre, el pueblo trabajador, el que ha hecho evolucionar a la sociedad a lo largo de la historia.

En nuestra Carta Magna está claramente establecido el derecho de petición de todos los mexicanos, a organizarse como mejor convenga a sus intereses y a la libre manifestación para exigir que estos derechos se hagan realidad.

Es por esto que los Antorchistas Veracruzanos, haciendo uso de lo establecido en los artículos 8º y 9º Constitucionales, daremos  la lucha por una mejor distribución de la riqueza nacional, es decir, por mejores servicios de salud; por servicios básicos como agua potable, drenaje, pavimentos y luz eléctrica; por vivienda digna, servicios educativos de calidad, apoyos para el campo, vías de comunicación, espacios deportivos y culturales, etc. Exigiremos al gobernador del estado haga las obras que se le solicitaron en el pliego petitorio que se le entregó al inicio de su administración, y el próximo martes 5 de septiembre saldrán a las calles del centro de Xalapa comisiones representativas de los pueblos, colonias y escuelas para llevar a cabo una cadena humana  y exigir se construyan las obras y acciones de beneficio social solicitadas.


Ante la represión, la intimidación y las amenazas, la unidad indestructible del pueblo pobre.
Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com