Informe rojo… Karime Macías: y todo por unos pinches aretes

* Las frustraciones y la ambición  * El libro de Isabel Arvide y Claudia Guerrero  * Ejecutados en Ixhuatlán del Sureste  * 56 empleados salen del ayuntamiento  * Saúl Wade, en la mira de la Fiscalía  * Guillotina en Olmeca TV  * Y se muda al edificio de Notisur * Reventón en el penthouse  * Mister Quetzalcóatl invita


Mussio Cárdenas Arellano | 02 septiembre de 2017
Tribuna Libre.- Sola, Karime es nada. Con Javier Duarte, con Fidel, es implacable, secando las arcas públicas, diluyendo los dineros en empresas de papel, atesorando un poder que sirvió para conformar la coraza que la llevara a un estado de impunidad.

Atada a sus taras, la frustración que duele, el ninguneo social, la fealdad inocultable, quiso ser algo más que la primera dama de Veracruz. Y precipitó la quiebra total.

Escribió en sus diarios que exprimiría al DIF. Y se lo robó.

Pontificó con los valores para sus hijos, mientras con vileza y desparpajo operaba el destino de los dineros extraídos del tesoro del gobierno estatal.

Fingió un amor, el de Javier Duarte, cuando lo suyo no fue más que un contrato de pillos.

Quiso vivir en la “plenitud del pinche poder” y lo logró.

Con pluma fina, juicio implacable, la retratan Isabel Arvide Limón y Claudia Guerrero Martínez en su libro “Sí, Merezco Abundancia Crónicas de Cinismo e Impunidad sobre Karime y otras ‘Primeras Damas’ de México”, editado por Planeta, un visión descarnada de Karime Macías Tubilla y otras primeras damas, y ex primeras damas, y novias de gobernadores, y sus excesos y locuras.

Atestado de anécdotas, pesquisas periodísticas que dijeron lugar a denuncias penales, las de Claudia Guerrero, autora de la columna Entre lo Utópico y lo Verdadero; las de Animal Político, el portal que acreditó la existencia de las empresas fantasma para el saqueo; el análisis profundo, contundente, demoledor de Isabel Arvide, célebre por sus 20 libros, por su columna Sin Gafete, por su trayectoria y por ese lenguaje bravo con el que sólo ella puede tratar a presidentes y militares de alto rango, “Sí, Merezco Abundancia” sirve para dimensionar que tan letal fue Karime Macías para Veracruz.

Una experiencia neurolingüistica, sesiones que dieron al clavo en el afianzamiento de su personalidad voraz, marcaron el futuro de Karime Macías Tubilla, pero también, y sobre todo para mal, el terrible derrotero en que metieron a Veracruz.

Creyó Karime que en efecto se merecía todo, y en abundancia. Y si eran recursos públicos, mejor aún.

En ocho capítulos, Isabel Arvide y Claudia Guerrero describen los trastornos de personalidad de la ex primera de Veracruz, su gusto por el poder, su capacidad para corromperse pero también para corromper.

Transitan las autoras del libro del encuentro de Karime consigo misma en el diván de la psicóloga a los diarios hallados en aquella bodega de Córdoba en que lo menos relevante fue qué se llevaron de Casa Veracruz, la residencia oficial del gobernador, las pinturas y los muebles, sino las frases y más aún las palabras inconexas, de su puño y letra con una Mont Blanc, estampadas en hojas de libretas Moleskin, que serían la pista para hallar el tamaño de la ambición de Karime Macías.

Así es Karime. Así fue su paso por el poder.

Hablan de sus cómplices, su familia y sus amigos. Hablan de Brenda Tubilla Muñoz, la del negocios de la Cumbre Tajín, la Candelaria, el Festival de la Salsa, los Juegos Centroamericanos; de Córsica Ramírez Tubilla y su misión de exaltar la imagen de Javier Duarte en las redes sociales, pero también infamar a los críticos; de José Armando Rodríguez Ayache, su cuñado, que pasó a ser gerente de los Tiburones Rojos y luego a adquirir condominios de lujo en Torre Pelícano, en Boca del Río; de su tío Jorge Ramírez y su primo Jorge Fernando, prestanombres en la compra de casas en Maricopa, Arizona, y otros sitios.

Isabel Arvide y Claudia Guerrero muestran las ramificaciones de esta organización, tildada de delincuencial por el mismo gobierno federal, que usaba empresas fantasma para sacar los recursos de Veracruz y evadía al fisco.

Uno de los rufianes es Moisés Mansur, el del testamento cuando aún eran jóvenes y todo lo heredaba a Javier Duarte; el de la tarjeta de crédito adicional para que Karime pudiera comprar sin dejar huella.

Otro es José Juan Janeiro, el de la operación y el blanqueo de dinero. Y uno más, Alfonso Ortega, el que fundaba la empresas de papel y adquiría viviendas de lujo, endosaba en blanco las acciones y borraba toda huella que pudiera conducir hacia Karime Macías.

Un día, Ortega recibió una instrucción de Javier Duarte: adquirir un anillo de 185 mil dólares y unos aretes de 40 mil dólares. Así consumó una reconciliación.

Y el contrato siguió.

Robaban y daban lecciones de moral.

Preconizaba Karime: si algo le inculcaba a sus hijos eran valores.

Robaban e instaban a ser grandes.

No cualquiera monta un caballo —decía la ex primera dama, hoy impune—. Y menos salta con él.

No cualquiera, piensan los veracruzanos, roba con tal descaro y se burla de la ley.

Tampoco, mucho menos son los que asaltan el poder y roban a placer. Ella sí.

Hay en “Sí, Merezco Abundancia” inquietud y reclamo. Karime Macías, hasta hoy, es impune. La protege el sistema, la PGR, el PRI, como intentando preservar los secretos que atesora la mujer que operó el destino y blanqueo de los dineros robados a Veracruz. Algunos, quizá, sirvieron para corromper en los altos círculos de poder, imaginando que nunca habría acción penal en su contra.

“Sí Merezco la Abundancia” es una lectura obligada para entender el presente dramático, brutal, devastador, quizá irremediable, del sufrido Veracruz.

Isabel Arvide y Claudia Guerrero, quizá sin proponérselo, nos han hecho un bien a todos. Nos sacuden y nos irritan. Nos asombran con su libro. Nos llevan a un estado de indignación. Lo que no nos permiten es ser indiferentes a una realidad que si todos hubiéramos hablando y denunciado a tiempo, se habría evitado.

Resumen Isabel Arvide y Claudia Guerrero:

“¿Qué va a hacer Yunes frente a la aparente, o total como se prefiera, impunidad otorgada a Karime? Esto es lo que no se están preguntando los analistas, los políticos, los ciudadanos y debemos repetir.

“¿O el pacto para dejarla en libertad, con recursos suficientes para vivir en Europa, fue también firmado por él?

“¿Qué papel va a jugar Yunes en la detención de Duarte?”

Luego apuntan:

“Todo indica que Karime Macías va a salir «impoluta» de todo lo que sucedió, ilegalmente, durante el gobierno de su marido. Que no va a compartir su suerte. A menos que la presión de la opinión pública importe, pero frente a su viaje a Londres parece que, tampoco, ésta va a ser decisiva.

“¿Por qué? A preguntarle a Enrique Peña Nieto, máxima autoridad en nuestro país.

Si logra esta hazaña el mensaje será terrible, inmensamente negativo para todos los que quieren creer en que vivimos en un país de leyes.

“También se demostrará que la «inteligente», la más audaz, la que tuvo mayor capacidad criminal de la pareja, fue ella.

“Y no nos deberá extrañar si algún día, dentro de poco tiempo, nos enteramos de que se divorcia y vuelve a casarse...

“Con Karime no habrá ya sorpresas. Ningún estupor frente a su historia. Ningún asombro, así, a final de cuentas, así sigue siendo el sistema político mexicano…”.

Remata el “Sí, Merezco Abundancia”:

“¿Y de todos los miles de millones de pesos solamente se compró, para ella, para ponerse encima, unos aretes de brillantes?

“¿Todo por unos pinches aretes de brillantes?…”.


Archivo muerto

Más sangre, más muertos. Ahora los de Ixhuatlán del Sureste, donde los cárteles se enfrentan y la limpia siembra miedo, y angustia, y ganas de huir. Un minusválido que vendía discos pirata es ejecutado; su hijo queda gravemente herido, luego que los sicarios llegaran y descargaran sobre ellos sus armas. Y un empleado también resulta herido. Se buscan y se encuentran los matones. Así en Ixhuatlán. En Coatzacoalcos una dama es levantada tras dejar a su hija en la guardería, en la colonia Paraíso. Y otros más en Acayucan, Cosoleacaque, Minatitlán. Sigue la limpia, la acción brutal de los sicarios que envían Los Zetas, los del Golfo, los del Cártel Jalisco Nueva Generación, arrasando con malosos de poca monta, pero también con los inocentes que nada tienen que ver… Algunos lo supieron el 18 de agosto. Otros nada. Salen abruptamente 56 empleados municipales, sólo de las áreas de Gobernación y Dirección Municipal del Deporte (Dimude). Se los hizo saber este jueves 31, el encargado de la Secretaría de Gobierno, Eruviel Rodríguez Vargas, tácitamente como un balde de agua helada pues no habrá ni aguinaldo ni liquidación. Sus salarios, según versión extraoficial, serán ocupados para pagarle a los 40 policías que integrarán la nueva corporación municipal, la Policía “semilla” a la que se refirió el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares cuando, el lunes 28 de agosto, formalizó el regreso de la Policía Municipal a Coatzacoalcos. Son 56 despedidos del equipo ligado al ex secretario de Gobierno, Oliver Damas, joaquinistas puros, y no se sabe aún si los recomendados del tesorero, Alfonso Morales Bustamante, los del ex director administrativo de Sedesol estatal y ex subdelegado administrativo de la Sedesol federal, Víctor Rodríguez Gallegos, y de Miguel Antonio Wong Ramos, los operadores de Marcelo Montiel, también irán a la calle… Malas nuevas para Saúl Wade. Será citado por la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y en la Atención de Denuncias contra Periodistas y/o Comunicadores, por el asedio a sus críticos, sus baladronadas públicas y una amenaza en sus días de tesorero municipal, la máscara con la que ejerció el poder en Minatitlán, reventando al comercio, acusado incluso de extorsión. Menudo lío para l’enfant terrible. De por sí pronto será la estrella del Congreso de Veracruz por sus excesos financieros y de la Auditoría Superior de la Federación por el engaño con los recursos federales, al estilo Javier Duarte, y la asignación de obras a las siete constructoras de su cuñado, Jaime Silva Barraza. Su caso lo apuntala la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP)… Guillotina en Olmeca TV. Se van 15 y habrá más. Una de ellas, Katia Carrillo, conductora de la emisión nocturna de Olmeca Noticias; Jazmín Medina, editora; Jorge Domínguez, camarógrafo en Minatitlán; Joel Vega, productor del programa Esta Mañana. A los becarios les suprimen el salario y los dejan, justamente con eso, su beca. La conductora del noticiero de mediodía, María Concepción “Connie” Castillo, solicitó pasar a Esta Mañana; su lugar será ocupado por el reportero Luis Alberto Ruiz; Tania Ponce permanece en el noticiero matutino. Tras los conflictos legales, raterías y evasión fiscal, demandados por uno de los socios, el ex alcalde Marco César Theurel Cotero —“Te rompo tu puta madre”—, Olmeca TV deja las instalaciones de la avenida Galeana, propiedad del “socio” Marco Antonio Anaya Huerta, y se muda al edificio del periódico hermano Notisur, en la avenida Caracas, colonia Guadalupe Victoria. Un caos que tiene su origen en que los dueños de Olmeca y Notisur, Theurel y Marcelo Montiel, vía sus prestanombres Miguel Ángel Luna, Manuel Velasco y Marco Anaya, saben de comunicación algo así como nada. Y lo que viene… Son de pachanga larga y de novias reventadas. Puntualmente, cada viernes hay fiesta en las alturas, en un penthouse de ensueño, los drinks y la botana corriendo con cargo al erario, unos con ropa, otros no. Ellos ponen la alegría, el desenfreno, su cuota infiel, hasta que el cuerpo diga ya, sea al amanecer. Mister Quetzalcóatl, que les debe una millonada, se pone con el Penthouse. ¡Shsss!. Que no se enteren las esposas…


Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com