Articulista Invitado

El “gobierno del cambio” ahuyenta al turismo

Héctor Yunes Landa | 23 octubre de 2017
Tribuna Libre.- México se ha convertido en una potencia turística mundial; hoy somos el octavo país más visitado del mundo. Cada año recibimos más de 35 millones de turistas de prácticamente todas las nacionalidades. Hoy estamos al mismo nivel, por ejemplo, de Alemania o Inglaterra.

Todo eso nos da una gran diversidad cultural, fortalece nuestra economía y nos muestra al mundo como un país muy atractivo para visitar pero también para invertir. Sin embargo, mientras el turismo en el resto del país crece de manera sostenida, en Veracruz se encuentra estancado, en medio de una crisis nunca antes vista.

Y los factores son muchos. El gobierno carece de una estrategia efectiva de difusión y mercadotecnia. Se ha retirado el apoyo a los principales festivales, fiestas populares y celebraciones patronales que tantos visitantes nos generan.

Tampoco nos ha ayudado la recesión económica en la que se encuentra la entidad, agravada por los recientes fenómenos meteorológicos. Hay zonas turísticas que fueron afectadas y que necesitan urgentemente de visitantes para salir adelante. Pero no hay una estrategia institucional para ello, como sí ha sucedido en otros estados del país como Oaxaca y Chiapas.

La inseguridad que vive Veracruz ha alcanzado a los potenciales turistas que este año hubiésemos tenido.

El turismo es una de nuestras escasas alternativas para recuperar el crecimiento y reactivar la economía de muchas regiones del estado. La violencia y las malas noticias difundidas de manera irresponsable por el propio gobierno estatal, ha hecho que muchos visitantes decidan escoger otros destinos.

Basta recordar la winckleriana declaración del 14 de marzo pasado, en la que el fiscal "autónomo" expresó que con un cinismo irresponsable que"Veracruz es la fosa clandestina más grande del país". Su tarea es ahuyentar al turismo.

Por muchos años, nuestro estado había sido el segundo destino turístico nacional. Hoy los viajeros ya no quieren venir a Veracruz. Y no lo hacen por la inseguridad, por las terribles condiciones de nuestras vías de comunicación y sobre todo, porque las autoridades del sector carecen de una estrategia adecuada de promoción, amén de que el titular de la secretaría del ramo viene de un largo desempeñó como notario público, lo que dista mucho de ser el perfil más adecuado para asumir el liderazgo de la promoción turística de una entidad con un extraordinario potencial en esta materia.

Las aerolíneas han empezado a cancelar algunas de sus rutas y las empresas de autobuses a reducir sus corridas y sus horarios a destinos turísticos de nuestra entidad. Ante ello, el gobierno de Veracruz ha optado, una vez más, por el silencio.

Y por supuesto, la ausencia de visitantes ha puesto en jaque a los prestadores de servicios, principalmente a hoteleros y a dueños de restaurantes. Basta decir, que el pasado mes de septiembre, ha sido el peor periodo para el turismo en la historia de nuestro estado.

En Xalapa, hubo días en que nuestros hoteles no tuvieron una sola habitación pagada; y en general, el promedio de ocupación para ese mes –a pesar de las celebraciones de fiestas patrias-, fue de poco menos del diez por ciento. Para la mayoría, ha sido muy difícil sobrevivir en estas condiciones.

Y ante esta crisis, la Secretaría de Turismo estatal se encuentra inmóvil. No hay una política pública adecuada, menos la articulación de los prestadores de servicios. De hecho, la única actividad que se realiza es la promoción para que algunas ciudades logren la denominación de “Pueblos Mágicos”, cuando en realidad ese es un trabajo vinculado entre los Ayuntamientos y el gobierno federal en donde está prácticamente ausente el gobierno del estado.

Pero lo más importante sigue ahí, que es el esfuerzo empresarial, la calidez y alegría de su gente, nuestra infraestructura y la gran riqueza turística que no tiene ningún otro estado del país. Es urgente que rescatemos la industria turística de Veracruz de la que dependen miles de familias.

El turismo es el reflejo de lo que somos. Es la expresión de nuestra riqueza natural. Es tradición, diversión y cultura. Hablemos bien de Veracruz, hagamos que el turismo regrese en la próxima temporada vacacional.

facebook.com/HectorYunes
Instagram: hectoryuneslanda

Twt: @HectorYunes
Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com