Los independientes no convencen a analistas: son políticos viejos que vienen de partidos, dicen

* Este año se estrenaron las candidaturas independientes para una elección presidencial y para el Congreso federal. Sin embargo, en 2017 no se ofreció una oportunidad real a los ciudadanos que aspiran a llegar a la boleta electoral. Los analistas electorales plantearon a SinEmbargo que la figura fue aprovechada con oportunismo por aquellos que militaron durante años en un partido político –como Margarita Zavala Gómez del Campo en el Partido Acción Nacional (PAN) y Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” en el Partido Revolucionario Institucional (PRI)– y dañaron una iniciativa que por novedosa en 2015 fue exitosa.

*Los electores en esta ocasión se encuentran decepcionados de la oferta de aspirantes a las candidaturas independientes, por lo que no son un opción para 2018, salvo contadas excepciones en los estados.


Ciudad de México. | 26 diciembre de 2017
Tribuna Libre.- Los candidatos independientes que se postularon para las elecciones del próximo año afectaron a la novedosa figura que en 2015 logró encender el ánimo de los electores. En 2017, los aspirantes a una candidatura ciudadana simplemente no cumplen con las expectativas de un elector harto de los partidos políticos.

La razón, dijeron expertos en el tema electoral, es muy simple: en el caso de los aspirantes a la Presidencia de la República por la vía independiente que han recolectado más firmas como Margarita Zavala Gómez del Campo, ex panista, y Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”,  Gobernador de Nuevo León que militó en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por décadas, provienen de la partidocracia y no son en esencia ciudadanos, dijeron expertos en el sistema electoral mexicano.  

“Al menos en el concepto, la candidatura independiente es una figura diseñada para permitirle a la sociedad civil una candidatura; es una puerta que se les abrió, pero nos encontramos que en la mayoría de los casos quienes han aspirado y han llegado al cargo por la ruta independiente son figuras de partidos políticos, que militaban y que de pronto dejan de militar porque no consiguen el hueso que buscaban y se ponen la careta de independiente; con el enorme desprestigio que tienen los partidos, es un discurso muy taquillero, pero hay un evidente uso oportunista”, explicó Roberto Duque Roquero, experto constitucionalista especializado en temas electorales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Para Duque Roquero los dos aspirantes que van a la cabeza en la carrera por la candidatura independiente a la Presidencia de la República– que hoy buscan conseguir las firmas del 1 por ciento del padrón electoral a nivel nacional (866 mil 593) y el 1 por ciento del padrón de al menos 17 entidades– Margarita Zavala y Jaime Rodríguez “El Bronco” han significado un daño para la figura de la candidatura independiente.

El ejemplo más claro, explicó el académico, es la caída del entusiasmo de los mexicanos en torno a una figura que en 2015, por novedosa, fue exitosa.

Gustavo López Montiel, experto en partidos políticos del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (Itesm), planteó que los aspirantes que hoy buscan las firmas del electorado no generan entusiasmo ni legitimidad, y que su avance se debe a lo que cada uno a podido invertir  para conseguirlas.

“Mientras más dinero tengan, más posibilidades van a tener. Yo veo complicado que Margarita lo consiga, va muy atrás para tener las firmas a tiempo. La figura independiente no ha logrado permear en el imaginario colectivo; la gente en general desconfía y al menos que sea en términos de clientelas, no da su credencial de elector”, explicó.

Eduardo Huchim May, experto en el sistema político mexicano y ex consejero en el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), descartó llamar a los aspirantes registrados independientes.

“Los llamo candidatos no partidarios y se están enfrentando ahora a lo que diseñaron los partidos políticos para hacerles más difícil el llegar”, explicó Huchim May.

Huchim May descartó que los 48 aspirantes registrados ante el Instituto Nacional Electoral (INE) para la candidatura presidencial lo logren. Aunque el organismo amplió el plazo de 120 a 127 días para recabar las 866 mil 593 firmas que corresponden al 1 por ciento del padrón electoral, la carrera es difícil.

La dificultad radica, no sólo en el número de firmas que tienen que recolectar, sino en que deben estar distribuidas en al menos 17 entidades. Ninguno de ellos, ni siquiera “El Bronco”, que lidera la carrera con un avance de 64.3 por ciento al 2 de diciembre –el doble de las que llevaba Zavala Gómez del Campo a esa fecha de 32.3 por ciento– cuenta con una penetración en 17 estados, dijeron los analistas.

“Yo no estoy tan seguro que en el caso de la Presidencia 866 mil firmas sean demasiadas. Son demasiadas para estos candidatos o aspirantes que tenemos; que es una caballada sumamente flaca, porque hay un oportunismo increíble y el electorado se da cuenta”, consideró Duque Roquero.

El analista recordó que María de Jesús Patricio Martínez, la aspirante indígena a una candidatura independiente y que al 2 de diciembre llevaba un avance de 8 por ciento, es una “persona muy seria”, pero “tremendamente desconocida en el país”.

“Se hubiera lanzado por una candidatura independiente a la gubernatura de Chiapas, para la Presidencial es muy débil opción. Lo mismo ocurre con Pedro Ferriz de Con. Hay otros personajes ciudadanos con mayor arrastre y presencia nacional que podrían conseguir la firmas con más posibilidad”, explicó.

LA TRAMPA DE LAS FIRMAS

Roberto Duque Roquero aclaró que el que un aspirante, como “El Bronco”, lleve un avance considerable en la recolección de firmas, no significa que esté afianzando su candidatura.

Las reglas, explicó, indican que el 1 por ciento del padrón nacional es sólo uno de los requisitos: los aspirantes deben contar con el 1 por ciento de la lista nominal de 17 entidades federativas.

“Es muy interesante el porcentaje de dispersión que llevan cada uno en las 32 entidades federativas, y van realmente mal. Ni siquiera ‘El Bronco’ que ya superó medio millón de firmas lo ha logrado. Podría llegar al total de las firmas y no obtener el registro, porque en otras entidades no tienen suficientes”, dijo.

De acuerdo con el INE las cifras de dispersión al 27 de noviembre indicaban que Margarita Zavala tenía el 1 por ciento únicamente en una entidad: en Campeche y un avance considerable en Oaxaca (86.20 por ciento).

Mientras que Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” contaba con ese porcentaje sólo en Nuevo Léon y Tabasco y llevaba un avance considerable en el Estado de México (85.40 por ciento), un mediano avance en Quintana Roo, Coahuila y Aguascalientes, pero en el resto de los estados la cifra era marginal.

“Yo en lo personal creo que es posible que lo logren y sí aparezcan cuando menos dos candidatos en la boleta. Al principio por estos datos yo creía que ninguno lo iba a lograr, pero ahora ya pienso distinto porque el INE demostró que está dispuesto a todo con tal de que haya independientes en la boleta: a violar la ley, ya lo hizo al incrementar el plazo a 127 días. El INE está siendo muy laxo; me parece que es capaz de todo”, explicó.

LEGISLADORES INDEPENDIENTES

Al final de la carrera los que más candidaturas lograrán son los aspirantes a una diputación, debido a que los requisitos que tienen que cumplir son menores, explicaron los analistas.

Roberto Duque indicó que en el caso de las senadurías, los aspirantes deben cumplir con el 2 por ciento del padrón electoral de la entidad federativa y por lo menos 1 por ciento de la mitad de sus distritos.

Para los aspirantes a una diputación la legislación electoral señala que deben conseguir las firmas del 2 por ciento de su distrito electoral.

“Tenemos una legislación muy defectuosa en materia de candidaturas independientes, porque los legisladores la montaron en el sistema de partidos ya establecido, no se tomaron la molestia de crear un régimen propio para las candidaturas independientes; y lo pudieron hacer tomando el modelo de otros países. Por eso tenemos absurdos como que a todos los candidatos en su conjunto les va tocar el mismo recurso que se le da un partido para su creación, dividido entre todos. Mientras más sean, menos les toca”, explicó.

El constitucionalista añadió que es más difícil para un aspirante a Senador conseguir el 2 por ciento de las firmas de todo un estado, que lo que le cuesta a alguien que busca una diputación.

Hasta el 2 de diciembre ninguno de los aspirantes a una senaduría había logrado el 100 por ciento de las firmas.

Jorge Arturo Gómez González de Aguascalientes; Raúl González Rodríguez, de Nuevo Léon; Manuel Jesus Clouthier Carrillo, de Sinaloa; Simón Pedro de Léon Mojarro, de Zacatecas y José Pedro Kumamoto Aguilar, de Jalisco, llevaban más del 50 por ciento de las firmas que requieren para su registro.

En cambio de los 179 aspirantes a una candidatura independiente a una diputación, a esa fecha, según el registro del INE, 40 superaban el 100 por ciento de las firmas requeridas, 11 estaban por arriba del 70 por ciento y 12 por arriba del 50 por ciento.

Gustavo López Montiel precisó que los aspirantes enfrentan además el reto de los recursos: se requiere de una estructura que muchos de ellos no tienen.

“Los candidatos independientes en cualquier lugar del mundo necesitan dinero para poder tener la posibilidad de ganar, nada más que en otros lugares la forma en que pueden tener acceso al sistema electoral es más flexible que en México, porque en México los partidos cuidaron de que nadie más entrara al sistema”, dijo.

(SinEmbargo)
Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com