Crónicas Urgentes… A propósito de la frase "no son personas, son animales", Trump sobre los inmigrantes


Lenin Torres Antonio | 20 mayo de 2018
Tribuna Libre.- La supremacía Aria se ha intentado juzgar con el Holocausto Judío, y Hitler el ejecutor del intento de materializarla. El súper hombre nietzscheano el fundamento teórico.
El nacismo había sostenido que la raza aria era la raza suprema, la que encabezaba la cúspide de la pirámide racial, contrario a la Torre de Babel que indistintamente las razas se ubicaban sin que hubiera una predominante.
Por mucho tiempo se ha intentado ocultar el racismo y la discriminación que vive el mundo no de la raza Aria sino de la judeo-cristiana, desde ahí se ha leído y construido la historia del hombre, desde ahí se condena el destino de los débiles y animales, desde ahí se han ideado otras guerras demográficas que mantengan no tan sólo el medio de producción dominante, sino la ilusión en lo real de un sistema de organización social humana y justa, el Estado Democrático.
Los titiriteros, el 1%, juegan con las marionetas y escriben las historias felices, y los cuentos de hadas, y como diría Sartre, hasta construyen al opositor, al aciago demiurgo, al enemigo a modo, para hacer parecer que es real esa ficción del Estado Democrático que todos debemos circunscribir nuestras vidas sociales a partir de esa realidad novelada, ficción lograda en lo concreto, en los números, que son indiscutibles para vivir el mejor de los mundos posibles.
Pero al igual que esa clase política que perdió oficio, arte, los titiriteros mayores perdieron clase, fineza del lenguaje, civilidad y cortesía, y se presentan rudos, malhumorados, hartos de taparse las narices, y los ojos ante la escoria que gobiernan, de sus marionetas que están sobre poblando la tierra, y se los encuentran por doquier, y se atreven querer asemejarse a ellos, como lo hizo torpemente, caricaturescamente, el negro Jean-Bédel Bokassa, conocido como Salah Eddine Ahmed Bokassa y como emperador Bokassa I, República Centroafricana, antes Congo francés, en el pasado siglo, y hoy latinos adinerados comparten Chales en Europa, y departamentos en New York, y las mareas latinas, principalmente mexicanas y centroamericanas se cuelan como ratas por la frontera para molestar su apacible vida de los verdaderos hombres que mandan en el Mundo, y en Europa los negros y los árabes.
Cómo se atreven los fanáticos y barbaros islamistas querer apartar y aniquilar a la raza del señor y de la ciencia, a aquellos a quienes Hitler sabía que había que apartar del poder para que éste mundo tuviera viabilidad, un Hitler ahora una caricatura comparado con el exterminio y el holocausto que han hecho desde la ficción democrática la raza suprema, miles de millones de muertos, asesinados, muertos por inanición, la acumulación de generaciones de seres humanos destinados a la pobreza y a la muerte aun antes de nacer, cómo no entender su enojo del gentil SEÑOR del apocalipsis; y nosotros todavía discutiendo, jugando su juego perverso y pervertido, queriendo discutir quién es el malo o el bueno, ciegos, pues el que lo sabe tarda muy poco en morir, en ser aplastado, en ser aniquilado como “una cucaracha”, hay que aniquilar a las cucarachas; y todavía nosotros pelándonos el pequeño poder, volteando la espalda locos de miedo, porque cómo nos opondremos a los señores de la guerra y de las armas, las armas son los conceptos y la justicia, y las reglas que nos imponen a cumplirlas a raja tabla, so pena de muerte, y no es cosa de juego oponerse, cuántos han muerto, de izquierda y de derecha, negros, latinos, europeos de baja calidad, orientales, y ahora islamistas.
Ahora hacen creer que CHINA es el imperio sustituto, y no su país de la maquila moderna, el trabajo que ya no quieren hacer, que las ciudades chinas se jodan con la contaminación, con la explotación de la mano de obra más barata, que siga creciendo muerto al 6, 7, 8, % anual, y la Rusia del ZAR PUTIN que siga disfrutando su reino, cuando quieren lo dejan boquiabierta y estupefacto con un ataque fulminante legitimado por su PODER como Imperio, y que sueñe que tiene un pedazo de mundo.
Hace un tiempo escribí un texto que titule, “Una triste confesión”, traigo a colación algunos párrafos:
“Muchas letras he escrito sobre la injusticia, la democracia verdadera, la justicia social, la rebelión de los caídos, pensando que se puede construir un mundo de iguales, sin hambre ni pobreza, he apelado al marxismo, he argumentado que sólo es cuestión de recuperar la palabra plena, o darnos cuenta que estamos subordinados al hechizo del lenguaje, por lo que siempre viene bien, salir un poco de la gramática, y volver para construir nuevos conceptos, nuevas letras; he pensado que el espíritu está encerrado en un cuerpo, y que éste es una simple capsula, un nicho. He criticado la dialéctica criminal de rico-pobre, esclavo-amo, verdadero-falso; pensando que se debe dar la superación, la consolidación, o desaparecer la disyuntiva, procurando quedarnos con un mundo monosílabo, unívoco.”
“Que la forma de que se intenta recuperar el sentido y la coherencia al resquebrajamiento de la unidad indivisible mente-cuerpo, y la fragmentación de la unidad significante del yo pienso, y contrarrestar al imperio de la violencia y la irracionalidad de nuestros tiempos, que ha sumido en penumbra el sentido placentero ilustrado de la vida humana, ha sido apelar a la decencia del espíritu, a la confesión y a dejar de caer en contradicciones visibles, y construir dos mundos, uno aparente y el otro real, un metalenguaje y un lenguaje, tratando desde ahí construir la vida humana, pensando que no está por demás apelar al logo racional socrático, y hacer consciente lo inconsciente, o por lo menos, apelar a un superhombre que sepulte a los ídolos con pies de barro, y siempre está de tela de fondo la idea y la inteligencia malograda de creer que el mundo humano es diferente al biológico, pese al fracaso del experimento social del orden democrático, y de la comunidad ideal de la vida social, los culpables aquellos quienes refuerzan la primacía de la racionalidad y la omnipotencia del mundo espiritual. Quienes han insistido en sepultar a los defensores de la auténtica teoría Biológico-Genetista de la superioridad entre los hombres, que imposibilita los mitos de la igualdad y del Estado democrático, quienes echan al traste la construcción subjetiva de una igualdad entre todos a partir de una fe ciega en la racionalidad.”
“No hay tal igualdad, hay unos seres superiores biológica y genéticamente, la letra no marca diferencias, es el gen, por lo que el poder es trasmitido genéticamente, no a través de una reiteración de una concientización obsesiva apelando al sentido común (verdad evidente aprendida) y la racionalidad (facultad de discernimiento que caracteriza al hombre), sino simplemente a través de un orden biológico genético. Genética en lugar de Ética, Biología en lugar de Filosofía, Naturaleza en lugar de Humanidad.”
“Hitler surge desde sus cenizas, y se posiciona como el Verdadero Científico Social, quizás si hubiera ganado nos habríamos ahorrado mucho sufrimiento, y sólo los muertos hubieran sido los del inicio de la Segunda Guerra Mundial, porque han muerto más por la consecución de ese falso mito democrático y el pensamiento único legitimador, que por las guerras; con creces seguimos pagando caro el privilegio de sentirnos racionales, desdeñado el cuerpo erigimos una falsa naturaleza del hombre, es el gen constructor del orden social y poseedor del poder de dirigir el destino, pese a desembellecerlo con el apocalipsis del calentamiento global, la era del vacío-zombi, la pobreza injusta de los desposeídos, el mito de la igualdad defendida a ultranza, la democracia suspendida en un por-venir.”
También traigo a colación otro texto que titule La pandemia mortal del “espejismo democrático”, y traigo algunos párrafos para cerrar mi fatal confirmación que lo que he pensado es real:
“El mundo se desgarra las vestiduras por la llegada de Trump a la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, y lamenta la derrota del alfil de los ascetas, la clase dominante, la estirpe que utiliza la política para mantener el statu quo, ahora temen que éste estrafalario empresario y junior venido a político no sea fácil de controlar, y sea un peligro para mantenerse en la cima evolutiva de la especie humana; aunque creo que tarde que temprano lo van a controlar, y continuará el eterno retorno del sistema dominante y perverso.”
“Sartre decía que la clase en el poder ponía en nuestras bocas el discurso reivindicatorio para formalizar el espejismo democrático como la máxima expresión de civilidad, aunque tras ese discurso el verdadero poder no se vea sino se haga sentir, y la clase política, los títeres que mueven toda la maquinaria de explotación e injusticia.”
“El problema no es cómo re-encauzar el orden mundial, porque sería como reproducir la misma espiral de muerte de la política decadente, sino como jubilar a esa clase política dominante, y eliminar a la verdadera clase dominante, y hacerlos entender que sólo hay un mundo, y construir nuevas letras que sustituyan ese espejismo democrático, o le den vigencia real al Estado Democrático. Creo que no será esa clase política la que se inmole para hacer resurgir un sistema político mundial más sano y vigoroso, sino la voz y la fuerza del pueblo, quien debe asumir en sus manos la muerte de los dictadores democráticos y no democráticos, el sistema mundial debe surgir no de las cenizas de éste caduco sistema político mundial basado en una geopolítica de fuerzas y contra fuerzas para mantener una sola obra de teatro, en donde vale hasta el acto revolucionario de forma medida y predecible con tal de que se mantenga el 1% que ostenta el verdadero poder.”
Aquí no se si valga ésta recomendación, pero lo haré seguro que no servirá para nada: “Lo he dicho, la última genialidad, los procesos globalizadores, de ese 1% han fracasado, y simplemente han fracasado porque se han topado con la demografía y la identidad que mermó la construcción del hombre universal, la gente se negó a perder su rostro y a no reconocerse en el espejo, la psicología cobro vigencia ante la patología de la pérdida de identidad, ahora tenemos que revertir la visión del hombre global por la visión del hombre local, y apelar a la demografía para diseñar las nuevas formas de organizar la vida pública y la territorialidad. De las partes al todo, ahora ha llegado la hora del todo a las partes, a los municipios, a lo local, por eso he insistido que una nueva visión del hombre pasa por una reconversión de los pactos federales, asumiendo que la salida es involucrar a las partes municipales o locales en la gobernanza y la gobernabilidad, y la desaparición de los gobiernos centrales, o los modelos intermediarios, gobiernos estatales, diputados, senadores, etc.”
“Una República Municipal es la salida, es la respuesta, y en ello hay que pensar y ponernos a crear teoría y praxis.”
Hoy 18 de mayo de 2018, un día que me siento una cucaracha libre, aunque sea mientras redacto éste texto:

Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com