Crónicas Urgentes… Veracruz, una elección entre la preparación (certeza) que representa Miguel Ángel Yunes Márquez o la improvisación (inercia) que representa Cuitláhuac García Jiménez

Lenin Torres Antonio | 30 mayo de 2018
Tribuna Libre.- A partir de mi posicionamiento en torno a la elección por la gubernatura de Veracruz, y mi pronunciamiento que “Miguel Ángel Yunes Márquez es la mejor opción para gobernar Veracruz”, he recibido críticas producidas más por el apasionamiento que por el razonamiento, y fundamentalmente, por la costumbre que se asume un posicionamiento a partir de intereses personales, y no de una reflexión seria y fundamentada como lo he hecho.
No conocía personalmente a Miguel Ángel Yunes Márquez, mi referente de él era la información que todos sabemos, que fue alcalde en dos ocasiones de Boca del Rio, y diputado local, a parte de algunos cargos dentro de la administración pública federal.
Al inicio del proceso electoral en Veracruz, pensé que debía asumir un posicionamiento en torno al proceso electoral para la elección de la gubernatura de Veracruz, y que debía hacerlo porque los tiempos que vive Veracruz lo demandaban, además que no valían prejuicios alguno ni dogmas.
Fue así como me puse a reflexionar y pensar cuál sería la mejor opción para gobernar Veracruz, y concluí que es el candidato de la alianza “Por Veracruz al Frente”:
Estoy seguro que Miguel Ángel Yunes Márquez tiene la experiencia de gobernar, no por nada lo hizo exitosamente en Boca del Río en dos ocasiones, y fue electo contundentemente en las urnas, esto habla de su aceptación y la confianza que los boqueños le tienen. Él ha contribuido en mucho a que Boca del Río sea otro, en contraste con el Boca del Río en manos de los gobiernos priistas, sumido en la marginación, pobreza y decadencia, y sí que tuvieron todo el tiempo los gobiernos priistas para demostrar que sabían gobernar, pero no fue así, por eso, aunque algunos amorosos y apasionados tratan de menospreciar y negar la probada experiencia de gobernar de Yunes Márquez, los resultados son evidentes y contundentes: los indicadores en desarrollo social y urbano, combate a la pobreza y seguridad así lo confirman, fue así que durante su mandato municipal logró que Boca del Río estuviera dentro de los 50 municipios con menos pobreza a nivel nacional, así como el primer municipio con el 92.5% de ocupación, o sea que  generó empleo con cifras record en inversión, de igual forma, logró que Boca del Río fuera el números uno en cobertura en servicios básicos y desarrollo humano, en suma, hizo de Boca del Río un municipio ejemplo de desarrollo  a nivel nacional. Por lo que puedo concluir que Yunes Márquez es un joven político que se ha venido preparando para gobernar y lo ha hecho bien. Por eso no dudo que si gana la gubernatura de Veracruz, Veracruz será otro.
Una de las condiciones que pienso es vital para todo gobernante es tener una escucha atenta e incluyente, una propuesta seria y profesional de su plataforma política electora al pedir el voto, además, la plena conciencia que debe “mandar obedeciendo” como dicta Enrique Dussel en su monografía “20 tesis de política”. 
Conocí a Yunes Márquez hace corto tiempo, en una reunión con la Asociación Académica y Docente de la UPAV a la que pertenezco. Jovial, sonriente nos recibió, y atento escuchó el planteamiento que le hicimos de la UPAV, y después nos dio su punto de vista sin prejuicio a nuestro planteamiento. Un político que rompía con la oscura tradición del político retorico adulador. Conocí a un joven preparado, con experiencia, y con su propia idea y opinión de los asuntos públicos, nada que ver con la campaña sucia que han montado sus opositores, tratando de instrumentar una imagen en el inconsciente colectivo como “el hijo de papá” que sin merito hereda el poder, ¡nada de eso!, por lo contrario, Miguel Ángel Yunes Márquez es un joven veracruzano que habla con la verdad, que tiene la plena consciencia que el acercamiento con la gente tiene que darse con una escucha democrática, incluyente, argumentado su postura e incorporando la opinión de los demás, que ha forjado su propia trayectoria. Tiempo después en un evento donde dio a conocer su Propuesta Educativa, por cierto, en un escenario profesional sin vítores ni comparsas, demostró esa escucha democrática e incluyente a la que me refiero. Después de presentar su propuesta Educativa, abrió un espacio para la participación, viendo que en su propuesta no había contemplado la UPAV, le hice le pregunta qué haría con la UPAV. A parte de darnos una explicación, e incorporarla a su Propuesta Educativa, unos días después, en el Debate, pude comprobar que no fue una respuesta retórica sino sincera e incluyente, porque de los tres candidatos fue el único que mencionó a la UPAV.
Quiero traer a colación una experiencia personal, que aparte que me sirve para contrastar lo que digo de Yunes Márquez, como un joven político con una escucha incluyente y democrática, me dio los argumentos para descartar definitivamente al candidato del PRI como una opción válida para los Veracruzanos. Hace 2 años que dejé de militar en el PRI, no obstante, he de decirles que tengo muchos buenos amigos en ese Partido, uno de ellos me convenció para que participara con una ponencia en la Fundación Colosio, por su amistad acepté y sin prejuicio prepararé el tema que me ocupa y preocupa actualmente, que es el de la Educación Superior, sabiendo que la cultura de la simulación forma parte del ser de los priistas, preparé una ponencia incluyendo el porqué de mi renuncia al PRI, y lo que pasó después me dio la razón.
Al llegar al edificio del PRI, me topé con un Auditorio pletórico de “los mismos”, todos nerviosos e inquietos, algunos me reconocieron al llegar y me saludaron, y creyeron que había retornado al PRI. Les he de confesar que me sentí fuera de lugar, no obstante, continué con lo que había acordado hacer, busqué un lugar y me senté, y observé que nada ni nadie había cambiado, que seguía el mismo rito y la falsa apariencia que “no pasa nada” con el PRI, actuaban como en los viejos tiempos de la “plenitud del pinche poder”. Trascurrió un corto tiempo y comenzó el clásico cuchicheó que pronto vendría “el bueno”, al poco rato, vi que la comitiva de “el bueno”, apretujados, ensimismados, y empujándose unos a otros, hicieron que “el bueno” llegase al estrado. Tan pronto piso el estrado, tomó asiento, y dio pauta a que comenzara los vítores y las porras, pasando desapercibido todo el mundo que era un evento académico y de conocimiento, no un mitin urbano, un evento para integrar la Plataforma Política Electoral a través de una consulta. Instantes después dio comienzo el conocido espectáculo de la simulación priista que por más de 80 años ha sido practicado, pasan a dos ponentes de los 25 que éramos, preparados los dos para no desentonar, terminan sus exposiciones con halagos y repiten la pérdida del sentido de realidad del evento, después toma la palabra el “bueno” y comienza también una perorata sin sentido al sentido del acto de consulta, termina y se despide, con él se va toda la gente que llenaba y atiborraba el Auditorio, tan sólo nos quedamos los 25 ponentes y la encargada del evento, quien como “si nada hubiera pasado”, continuó “la consulta” con el Auditorio vacío y sin el “bueno”. Al llegar mi turno, paso y leo mi ponencia, y al final me dirijo a los únicos que estaban, los ponentes y la encargada, con un pletórico Auditorio vacío, y les digo: “por esa cultura de la simulación y el engaño hace dos años renuncié al PRI”, señalando el Auditorio Vacío. Incomodo bajé del estrado y me dirigí a la puerta, abandoné el Auditorio Vacío.
He venido descartando definitivamente la opción priista para gobernar Veracruz, porque simple y llanamente sería elegir “más de lo mismo” que tanto daño a causado a Veracruz, además, las encuestas corroboran ese rotundo “no al pasado” del electorado veracruzano.
Por lo tanto, son dos las opciones viables para gobernar Veracruz, y de esas dos, sólo Miguel Ángel Yunes Márquez es el que ha está presentado una Plataforma Integral Político Electoral para enfrentar los problemas que vive nuestro Estado de Veracruz y aprovechar las fortalezas de los veracruzanos. Es el único que no repite recetas ni eslóganes para hablar de lo que debemos hacer para construir un Veracruz prospero, en paz y feliz. En los temas de Educación, Seguridad, Desarrollo Social y Economía, etc., ha hecho planteamientos profesionales e inteligentes, por lo que estoy plenamente convencido que Veracruz será otro con él al frente, como lo ha sido Boca del Río. En el tema de Seguridad ha planteado la permanencia de las fuerzas Federales en el Estado, así como, dotar de tecnología e infraestructura a las corporaciones de seguridad, reforzar la cultura de la prevención del delito. En lo que respecta al tema de Desarrollo Social, está seguro de alcanzar durante su mandato, cero índices de miseria y que todos veracruzanos, sin excepción, tengan “piso parejo”, es decir, la igualdad mínima para una subsistencia digna de todos los veracruzanos, así como fomentar e impulsar una economía familiar, etc. En el tema de Educación, tiene muy presente que es un tema trasversal para lograr el desarrollo de toda sociedad, por lo que generará las condiciones óptimas para que ocurra el proceso enseñanza-aprendizaje, así que propone dotar a todo el sistema educativo veracruzano de una infraestructura y equipamiento óptimo, apoyo a la profesionalización de los maestros, y estímulos a la educación, entre otras propuestas. En el tema de Salud, se compromete a que “todos los veracruzanos cuenten con atención médica de calidad a través de cuatro ejes centrales: infraestructura de salud, atención universal y eficiente, cuidado permanente de salud y estímulos para los trabajadores de la salud”, aún faltan otros temas, que seguro abordará de forma inteligente y propositivo.
Pienso que los Veracruzanos debemos valorar la Transición Democrática que inició en las urnas hace año y medio el actual gobernador del Estado Miguel Ángel Yunes Linares, y que debemos darle viabilidad y continuidad, sin olvidar que fueron 86 años de aciagos gobiernos priistas, y que los rezagos en materia de desarrollo económico y social, en seguridad, en educación, en igualdad, en pobreza, han sido abismales, y que difícilmente podrían ser resueltos en éste corto tiempo. Cabe destacar la Quiebra Financiera del Estado que dejaron los gobiernos Fidelistas y Duartista, así como la galopante inseguridad y la pobreza extrema en que sumieron a más del 50% de la población Veracruzana, entre otros daños estructurales que infringieron a Veracruz los priistas, por lo que considero que debe dársele continuidad y viabilidad en un gobierno que encabece Miguel Ángel Yunes Márquez.
Por eso creo que Veracruz se encuentra en una disyuntiva, o elige la preparación (certeza) que representa Miguel Ángel Yunes Márquez o apuesta a la improvisación (inercia) que representa el candidato Cuitláhuac García Jiménez
Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com