Los servicios de salud de Veracruz, deficientes, malos y a destiempo, por una administración corrupta


*La despedida del actual gobierno, una licitación amañada por 200 millones de pesos que se entrega mañana a una empresa altamente favorecida.

Alejandro Cossío Hernández | 23 noviembre de 2018   
Tribuna Libre.- Antes de que en Veracruz se dé el cambio de Gobierno, se dan las comparecencias de los secretarios de despacho del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, como parte de la glosa del segundo informe que presentó hace unos días. Hoy toca al corrupto Secretario de Salud, Irán Suárez Villa, y –claro- estará acompañado por su nefasto y mentiroso Director de Administración Miguel Ángel García.

Se presentarán ante la Comisión de Salud del Congreso local y pretenderá seguir los engaños de su jefe: confían en que la juventud he inexperiencia de algunos de los diputados y diputadas les harán pasar una tarde tranquila.

Pero lo que ellos no pueden es tapar las mentiras y la corrupción de SESVER a todas luces vista y conocida por los trabajadores, empleados, contratistas y -lo más grave- por los cientos de miles de Veracruzanos que requieren y merecen un servicio digno de salud y que en cambio cada día son mal tratados, mal atendidos y -lo peor- robados en los diversos Hospitales y Unidades médicas a lo largo de nuestro bello y mal gobernado estado: les roban por que les cobran los servicios a las personas a pesar de tener Seguro popular.

Durante la comparecencia el Secretario pretenderá dar cifras alegres de los hospitales, pero la realidad dista de lo que se va a reportar. En ciudades grandes donde hay medios de comunicación los hospitales sólo cuentan con un 70% de medicamentos del cuadro básico, en las Unidades y clínicas rurales no se llega ni al 40%.

El mantenimiento, y actualización tecnológica de los equipos médicos no se hizo ni en tiempo, ni en forma, ni de manera honesta. Durante meses estuvieron descompuestos los tomógrafos y equipos de imagen en todo el Estado; durante meses se tuvo que postergar cirugías y tratamientos por no estar las máquinas de anestesia a punto, porque no se les hizo la calibración de sus vaporizadores, porque no se cambió la cal sodada.

Cientos de cirugías ortopédicas simplemente no fueron realizadas en el momento adecuado por no contar con el instrumental las prótesis y clavos. Decenas de personas tuvieron que empeñar hasta lo que no tenían para pagar las operaciones de manera privada

Cientos de análisis clínicos y diagnósticos tampoco fueron realizados en tiempo y forma. Los laboratorios clínicos de todo el estado están llenos de ejemplos de cómo los enfermos y sus familiares dejaron hasta de comer por que se realizaran estos estudios.

Debieron subrogarse estudios por falta de reactivos y los médicos y enfermeras -¡como verdaderos héroes!- atendieron a los enfermos con lo que han podido y en la mayoría de los casos tuvieron –tienen- que pedir a los familiares que sean ellos quien compren medicamentos y materiales por no existir estos en los hospitales.

Son incontables casos de enfermos no trasladados con necesidad de ser atendidos en algún otro hospital, por no tener ni para gasolina de las ambulancias. Ahí quedaban, hasta que la familia conseguía un medio de transporte (la mayor parte de las veces inadecuado) para llevar a los pacientes a los hospitales a los que habían sido reasignados.

Se ha presumido de la recuperación de cientos de millones de pesos de los anteriores corruptos, pero este dinero no fue empleado en el sistema de salud. Esta administración tampoco ha sido honesta en el manejo del sistema de salud del estado. Una muestra: ha ocultado los procesos licitatorios y ha usado de forma tramposa la adjudicación directa de cientos de millones en medicamentos y material de curación.

El director de administración, Miguel Ángel García Ramírez, tiene una red de corrupción con los administradores de los hospitales y Unidades médicas y han controlado las cuotas de recuperación y las plazas.

En el Seguro Popular se mantuvo a una encargada de despacho poblana y frustrada secretaria de Salud en Puebla, Consuelo Anaya Arce, y esto fue no por su capacidad si no por su cercanía personal con el aún Secretario. El estado dejo de recibir este año más de tres mil millones de pesos del Seguro Popular por no tener un director capaz que hiciera el trabajo de reacreditar y acreditar a los hospitales del Estado en tiempo y forma. Por esa misma deficiencia, dejan una bomba de tiempo en este rubro a la nueva administración.

Debería explicar el Secretario por que abandonó al CECAN ya que desde la inauguración del Acelerador Lineal y la braquiterapia en Marzo del 2017, nunca más le importó dicho Hospital. A pesar de haber mentido en esa inauguración ya que esos equipos Yo se los vendí a la administración anterior en 60 millones y ellos dijeron haberlos adquirido en 100 millones. MENTIROSOS.

Esto es sólo una pequeña muestra y si los Señores y señoras diputados quieren pruebas sólo tienen que ir al CEM, al Hospital Civil de Xalapa, al de Coatepec o al de Naolinco. No requieren ir ni a la Suchilapa, ni a Gutiérrez Zamora. En cualquier hospital o centro de Salud se ve el desabasto de medicamentos y la falta de personal médico y de enfermería.

Desde aquí mi respeto y admiración a las miles de enfermeras y médicos que cada día hacen lo que pueden con lo poco que tienen.

Y uno de los primeros retos de la nueva administración será hacer públicas las convocatorias, en los primeros días de diciembre, de las licitaciones para renovar los Servicios integrales y los concursos para adquirir todo lo que se requiere sin opacidad. Deberá ser de la misma forma como se deberá actuar en todas las dependencias: licitar de forma pública, honesta y transparente los cientos de servicios que requiere el estado.

Esto será la primera señal del verdadero cambio y lo que se genere podrá convertirse en motor de la economía del estado, destrozada por las ultimas tres administraciones gubernamentales.

¡Ánimo!. Ya sólo faltan 8 días para que se vayan.

Y si el nuevo gobierno hace su chamba, en Enero habrá una verdadera mejora en todos y cada uno de los Servicios que son necesarios. Ya no habrá más compras amañadas a empresas con las que ha hecho negocio el actual gobierno.

¡Para muestra un botón! La actual administración de SESVER pretende dar éste viernes 23 de noviembre un fallo de última hora por casi 200 millones de pesos en favor de la empresa Plarre. Esa será su despedida de los dos años que estuvieron.... CORRUPTOS.

PD. Señores Diputados yo ya denuncie ante la Fiscalía de Veracruz al corrupto Secretario de Salud y sus secuaces. Por supuesto, el modocito de Jorge Winckler no ha ordenado abrir las carpetas. En cuanto Ustedes lo enjuicien y se vaya, será posible que el hoy secretario de Salud termine en Pacho.

Alejandro Cossio Hernández.
Hidalgo 88
Xalapa Ver.
228 8176915.

Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com