expresión de los columnistas

La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

sábado, 3 de agosto de 2019

Organizaciones defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales están en contra de las políticas migratorias emprendidas por el gobierno federal tras la muerte de un salvadoreño a manos de policías


*La persecución de personas migrantes en México ha llegado a un extremo insostenible.

Ciudad de México. | 03 agosto de 2019   
Tribuna Libre.- La Fiscalía de Coahuila dijo en una primera versión que policías repelieron una agresión realizada por el migrante; después, que el ciudadano murió tras una balacera entre policías y narcomenudistas.

Un migrante de El Salvador murió en Saltillo, Coahuila, a manos de policías del estado, lo que generó nuevamente el rechazo de organizaciones defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales están en contra de las políticas migratorias emprendidas por el gobierno federal.

De acuerdo con la Casa del Migrante Saltillo, la noche del miércoles al menos 10 migrantes que decidieron abandonar el albergue fueron sorprendidos, mientras esperaban el tren, por agentes del Grupo de Operaciones Especiales del Estado de Coahuila, del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Policía Federal.

Los elementos de las tres instituciones, según la asociación, empezaron a perseguir a los migrantes logrando detener a varios, entre ellos niños y adolescentes.

“(En este acto) un padre salvadoreño corrió al lado de su pequeña hija de ocho años, quien presenció cómo (su padre) cayó asesinado por elementos del estado”.

En su texto, dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador y a distintas autoridades federales y estatales, la Casa del Migrante Saltillo agregó que “de manera por demás cruel” los agentes separaron a una mujer de su bebé de dos años.

El colectivo exigió al gobierno federal frenar la “crueldad institucional” en contra de los migrantes, proteger a los menores y reparar el daño a la niña que presenció la muerte de su papá.

¿Qué dicen las autoridades?

En cuestión de horas, la Fiscalía General del Estado de Coahuila (FGE) ha cambiado dos veces su versión. Primero, lanzó un comunicado esta mañana afirmando que elementos de la Policía de Investigación Criminal “repelieron” una agresión con arma de fuego realizada por el migrante “abatido”.

“A la altura de las vías del ferrocarril, cuatro personas del sexo masculino agreden verbalmente a los policías, uno de ellos saca de entre sus ropas un arma de fuego y realiza disparos, mientras que las otras personas huyeron en forma pedestre, los oficiales repelen la agresión con sus armas de cargo, por lo que el agresor cae abatido”.

En conferencia de prensa, el fiscal del estado, Gerardo Márquez Guevara, informó que el migrante quedó en medio de un enfrentamiento entre los uniformados y presuntos narcomenudistas.

“Al llegar dos unidades (con seis elementos), identifican a las (cuatro) personas y tienen una confrontación, huyen del lugar y, según el informe, escuchan dos detonaciones de armas de fuego”, señalaron.

Márquez Guevara describió que dos agentes fueron hacia el ferrocarril donde estaban los migrantes, quienes de inmediato se echaron a correr.

Cuando los policías llegaron al lugar, dijo el fiscal, el hombre ya estaba en el suelo.

A su vez, el Instituto de Migración y la Policía Federal afirmaron que sus elementos no participaron en ningún operativo relacionado con estos hechos.

En un comunicado conjunto destacaron que tanto la Policía Federal como la Guardia Nacional –que desde hace más de un mes se encarga de frenar el paso de migrantes a EU– tienen la instrucción de garantizar la seguridad de todas personas en territorio mexicano.

“Su despliegue incluye el respeto absoluto e irrestricto a los derechos humanos de las personas, tanto de ciudadanos mexicanos como de personas extranjeras, mandato que está contemplado desde su concepción”.

La Secretaría de Seguridad federal reprueba cualquier acción fuera de la observancia de la ley, así como de los protocolos de actuación.

INM y PF
Las dependencias precisaron que las investigaciones y el deslinde de responsabilidades por estos hechos estarán cargo de la Fiscalía de Coahuila.

¿Qué dicen las organizaciones?

La Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) urgió a las autoridades mexicanas a realizar una investigación exhaustiva e imparcial conforme a los estándares internacionales.

“La ONU-DH llama a las autoridades mexicanas a garantizar que la política migratoria se conduzca con absoluto respeto a los derechos humanos”, agregó la organización internacional en su cuenta de Twitter.

Amnistía Internacional (AI) consideró que la muerte del migrante centroamericano es una alarmante señal del enfoque cada vez más hostil de México en materia migratoria.

“Las autoridades mexicanas deben tratar a las personas migrantes y sus familias con humanidad, no perseguirles o dispararles”, manifestó Erika Guevara-Rosas, Directora para las Américas de AI.

Amnistía refirió que las autoridades federales y estatales deberán comprobar que el oficial estaba ante una amenaza inminente de muerte, de lo contrario, sostuvo, tendrán “serias preguntas que responder”.

A su vez, grupos civiles mexicanos exigieron que se castigue a los responsables de la muerte del ciudadano extranjero.

A través de un comunicado conjunto consideraron que “esto ya es una situación insostenible, llena de crueldad y de dolo que manifiesta la violación de los derechos humanos de los mismo migrantes”.

  Pague aquí su recibo del agua