expresión de los columnistas

La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

viernes, 11 de octubre de 2019

Místicos y Terrenales


          El contrato de las Fiestas Patrias, fue para un socio de la familia de Karime Macías

          Zenyazen llama a los jóvenes a cometer delitos

Marco Antonio Aguirre Rodríguez | 11 octubre de 2019
Tribuna Libre.-  Ernesto Carvajal del Puerto, socio de Córsica Ramírez Tubilla, y ligado al expresidente municipal de Boca del Río, Salvador Manzur, es el receptor del escandaloso pago que la Secretaría de Gobierno hizo para los grupos musicales que cubrieron el festejo de las fiestas patrias en Palacio de Gobierno:  7 millones 50 mil 929 pesos con 40 centavos.
Pero además, fuentes internas mencionan que el contrato se le dio por recomendación del primo, Eleazar Guerrero Pérez, el subsecretario de Finanzas y Administración,
De acuerdo con el contrato AD-013/2019 (otorgado por adjudicación directa), el pago que se le hizo a Ernesto Carvajal fue por los tres grupos musicales que participaron en la noche del 15 de septiembre frente a Plaza Lerdo.
Pero además, a diferencia de lo que ocurre con otros proveedores del gobierno del estado, a quienes tienen varios meses sin pagarles, a Ernesto Carvajal le cubrieron todo lo reclamado antes del evento, de acuerdo con la cláusula cuarta del contrato:
El primer pago se lo hicieron el mismo día de la firma del contrato, el 6 de septiembre de 2019, cuando se le cubrieron 3 millones 520 mil 464 pesos, lo cual hace presumir que ya existían arreglos.
5 días después le dieron el segundo anticipo, por 2 millones de pesos. Y el tercer depósito, por 1 millón 520 mil 464 pesos, se lo hicieron el 13 de septiembre, dos días antes de la presentación.
¿Por qué a Ernesto Carvajal le pagaron hasta con anticipación y a otros proveedores -con meses esperando que les cubran aunque sea una parte- no les pagan?.
Según un desglose de gastos que circuló antes de las fiestas patrias, al “Grupo musical principal” de la noche del 15 de septiembre, es decir, la banda La Adictiva, le pagaron 6 millones 608 mil pesos.
El precio estaba inflado en más de 3 veces el monto máximo que cobra ese grupo musical por presentación, 2 millones de pesos, según cotización mostradas en diversos medios (Notiver, sobre todo). Cuatro millones 608 mil pesos más fue lo que pagó el gobierno de Veracruz por tener a La Adictiva.
El gobernador Cuitláhuac García Jiménez sabía del sobreprecio, e incluso hasta lo justificó diciendo que “el 15 de septiembre es una fecha en que todos los municipios del país solicitan un artista, algún mariachi, alguna banda o algo que sea de fiesta y pues es una cuestión de mercado, los artistas se saben que van a ser solicitados y subieron sus costos, algunos costos subieron de lo normal a 10 veces su valor”.
En ese tenor, señalo que previamente a la contratación de esta banda se buscó contratar a otros grupos que al no ver clara la contratación se fueron a otros sitios como a la Ciudad de México, por lo que se vieron en la urgencia de buscar alguna banda disponible y económica.
¿Banda económica?. Tan sólo el precio original de 2 millones por presentarse, no los hace nada económicos, y menos con el precio superinflado de casi 7 millones de pesos.
“Decidimos un grupo, y se fue y casi casi dijimos: rápido y lo que pidan, amarren a alguna y finalmente con mucha entereza y cabalidad en negocios fue La Adictiva”, añadió el Gobernador.
¿Cabalidad en negocios?.
El contrato se firmó el 6 de septiembre.
Si ese día, la Adictiva no tenía contrato para el 15 de septiembre, es que no la habían querido contratar y en la lógica del mercado de las fiestas, cuando un grupo musical no tiene ocupada una fecha, los precios se vienen a la baja, para tener contrato.
No hay incremento con el poco espacio de tiempo, al contrario, hay devaluación.
Pero además, las fiestas patrias es algo que estaba programado desde principios de año, ¿por qué no hicieron las previsiones necesarias con anticipación?.
Si aceptamos la versión del gobernador, la ineptitud del secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros, encargado de organizar las fiestas patrias, le costó al gobierno del estado casi 5 millones de pesos más de lo que debió ser.
Eso, tan sólo eso, en un gobierno con orden y transparencia, sería más que suficiente para destituir a los responsables directos.

LA SOCIEDAD CON CORSICA
Ernesto Carvajal ya había presumido su cercanía con el grupo que ahora está en el gobierno del estado antes de éste escandaloso contrato.
El 14 de agosto de éste año, Tere Quintero publicó una nota donde mencionaba que “los empresarios de actividades artísticas de la zona de Veracruz, estaban “molestos” porque Ernesto Carvajal ya había esparcido la especie de que él sería quien tendría el contrato de 40 millones de pesos por el festival de la Salsa en Boca del Río, con la empresa e&E Productions, con la cual estaba en sociedad con Corsica Tubilla Macías, prima de Karime Macías”.
Al amparo de éste sello empresarial a Ernesto Carvajal y a Corsica Tubilla les dieron múltiples contratos durante el gobierno de Javier Duarte, sin que nadie controlara los precios, tampoco.
Tere Quintero añade en su nota que con ésta empresa “controlaron los festivales de la salsa que se efectuaron en Boca del Río, así como la Cumbre Tajín, la fiesta de la Virgen de la Candelaria y los carnavales de Veracruz y Coatzacoalcos… Hay que recordar que todos estos eventos fueron duramente cuestionados, porque el costo real del Festival de la Salsa se elevaba demasiado y las ganancias no quedaban en manos de empresas veracruzanas, esto siempre amparados desde luego por la otrora poderosa primera dama del estado Karime Macías Tubilla para favorecer a su estimada y muy querida prima Córsica Tubilla Macías”.
Los festivales de Salsa, se hicieron cuando Salvador Manzur era el presidente municipal de Boca del Río, y quien pagaba las facturas.
Ernesto Carvajal en su página de Linkedin todavía se presenta como “DIRECTOR en e&e production s.a. de c.v.”
Un ejemplo de los contratos que le dieron a “E&E PRODUCTION, S.A. DE C.V.”, fue el entregado en 2013 para la “producción técnica de la fiesta de la Candelaria”, por 800 mil 400 pesos.
http://sitiosappver.veracruz.gob.mx/secturlc/pdf/ptfc13.pdf
O la licitación simplificada No.LS-116T00000-005- 12 que la Secretaría de Turismo (en manos de Harry Grappa) les dio para la “producción técnica del Hay Festival Xalapa 2012”, por 2 millones 378 mil pesos.
http://sitiosappver.veracruz.gob.mx/secturlc/pdf/dpthay12.pdf
Los contratos que recibió E&E productions fueron tantos, que cuando explotó la crisis del gobierno de Duarte, por la derrota frente a Miguel Ángel Yunes, tenían 8 facturas pendientes de pago por 7 millones 618 mil pesos.
Fue la etapa en que ya no había dinero, porque todo lo habían succionado.
Y buscaban validar que el próximo gobierno les pagase las facturas que dejarían pendientes.
E&E Productions decía que le debían más del 10% de lo que Harry Grappa dejaba como su herencia negra.
(“La Sectur de Veracruz nada en deudas; su titular (amigo de Duarte) se enriqueció, acusan”, SinEmbargo julio 23, 2016 https://www.sinembargo.mx/23-07-2016/3070826 )
El 14 de Noviembre del 2016, Ernesto Carvajal Del Puerto, administrador único de la persona moral "E&E PRODUCTION S.A. DE C.V.", promovió juicio ordinario mercantil en contra de "Secretaría de Turismo y Cultura del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave", por “$5,346,600.00 (cinco millones trecientos cuarenta y seis mil seiscientos pesos 00/100 M.N.), por concepto de suerte principal, y otras prestaciones”.
Hoy, Ernesto Carvajal ya encontró como volver a los grades negocios con el gobierno de Veracruz, con altos precios.

Zenyazen llama a los jóvenes a cometer delitos
El secretario de Educación de Veracruz, Zenyazen Escobar García, llamó a los jóvenes de Veracruz a delinquir:
“Eso es lo que nosotros queremos, que los chavos tengan  incurrencia en lo que está sucediendo en la vida pública”.
Las palabras del titular de la SEV se difundieron mediante un video que circula en las redes sociales (aquí lo puede ver https://youtu.be/xoeZ1Cj50BE ).
Todo ocurrió cuando estuvo en el telebachillerato de El Castillo, en Xalapa, a donde fue porque un grupo de estudiantes creó un repelente orgánico contra los mosquitos, preparado con cáscaras de naranja y limón, clavo, agua destilada, aceite dermatológico y etanol.
Ahí fue cuando les dijo eso de que quieren “que los chavos tengan incurrencia en lo que está sucediendo en la vida pública”.
Pues bien, la palabra “incurrencia“ no existe.
Así se ve en el diccionario de la Real Academia de la Lengua.
Y de existir, sería un derivado del verbo “incurrir”, que el mismo diccionario define como “caer en una falta, cometerla”.
Así pues, de utilizar la palabra incurencia sería para hablar de la comisión de un delito.
El secretario no quería –obviamente- llamar a los jóvenes a que cometan delitos.
Lo suyo debió ser un lapsus, porque seguramente era otra la palabra que quería usar.
Y debió ser un lapsus, porque la otra explicación es que no sabe utilizar el lenguaje.
Y eso, definitivamente, sería algo muy grave para un titular de educación en el estado.
Pero sí sería muy conveniente que el secretario tenga una persona que le prepare los discursos o palabras para cualquier evento, porque no es la primera vez que tiene un lapsus, ¿acaso carece de una persona capaz que le lleve las cuestiones de imagen?.
Lo que sí, es que Zenyazen Escobar le ofreció a los jóvenes del Telebachillerato, que “el siguiente año les estaremos etiquetando para que tengan su laboratorio”.

  Pague aquí su recibo del agua