expresión de los columnistas

La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

miércoles, 4 de diciembre de 2019

Místicos y Terrenales


*Cuitláhuac, un año de deteriorar la imagen de AMLO

*Cuitláhuac, a la baja, en todas las encuestas

*Cuitláhuac y Rocío Nahle, sinergia negativa con AMLO

Marco Antonio Aguirre Rodríguez | 04 diciembre de 2019 
Tribuna Libre.- Hoy Cuitláhuac García Jiménez es catalogado como uno de los peores gobernadores del país. Es tanta su mala imagen, que Veracruz pasó de ser un estado donde el presidente Andrés Manuel López Obrador tenía muy buena calificación en percepción pública, a uno donde ha perdido más simpatizantes.

Y la culpa es de Cuitláhuac, porque así como López Obrador lo jaló hasta ganar la gubernatura del estado, así ahora el gobernador es un lastre que que arrastra al Presidente.

En todas las encuestas, absolutamente en todas, el gobernador Cuitláhuac García tiene un descenso de calificación.

Por eso las ansias de Cuitláhuac García de ser visto en el zócalo de la Ciudad de México, durante la conmemoración del primer año de mandato.

Por eso hasta pagaron inserciones en algunos medios que mostraron a la “delegación jarocha”.

De hecho, una de las menciones sobre la lista de camiones que cada dependencia debía llevar con burócratas, fue que el mismo gobierno del estado la había difundido, para que se viera que sí estaban preparando el traslado.

Parece que en Palacio Nacional había quienes no creían que pudieran llenar ni siquiera los pocos espacios que les dejaron para ocupar.

CUITLÁHUAC Y ROCÍO NAHLE, SINERGIA NEGATIVA CON AMLO.

Cuitláhuac García y su madrina, Rocío Nahle, están urgidos de que se les vea, de que se note que están haciendo algo a favor de la imagen de López Obrador.

Entre ambos han creado una sinergia negativa en la percepción del Presidente y de su gabinete.

Por la mala imagen de Rocío Nahle, es que la iniciativa privada no quiso anunciar proyectos de inversión en Energía y que para Veracruz no hay proyectos de infraestructura, más allá de los que las empresas harán en su beneficio (https://cutt.ly/Me1bTOJ ).

Un ejemplo de la cercanía entre ambos y de lo alejados que están de los demás miembros del grupo del presidente, es la fotografía que se tomaron en el zócalo, en la conmemoración del primer año de gobierno, junto con la secretaría de la Función Pública, Irma Sandoval, que también anda ya lejos de los ánimos del Presidente.

¿Con cuántos otros secretarios de despacho se tomó fotografías Cuitláhuac García ese día?. Con ninguno.

¿Con cuántos otros gobernadores se fotografió y difundió la imagen Rocío Nahle?. Con ninguno.

Cuitláhuac García llego al gobierno del estado con una extraordinaria aceptación de más del 80 por ciento de la población, lo que incluía hasta a personas que no habían votado por él.

Arribó con un portentoso capital político, obtenido por el empuje de Andrés Manuel López Obrador.

Y todo lo gastó de manera acelerada.

Hace un año Cuitláhuac García era la gran esperanza de que las cosas cambiarían en Veracruz. Era la ilusión de que todo mejorase, aunque sea lentamente.

Hoy, entre sus malquerientes, hay quienes dicen –incluso- que es el peor gobernador de la historia.

Pero no es cierto esto último. Ese lugar lo sigue ocupando, sin nadie que se lo dispute, Javier Duarte de Ochoa, el huésped del Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Ese si ha sido el peor, porque durante su gobierno no hubo obras ni acciones, si no que además desapareció el dinero (aunque muchos dicen que se lo robó).

Javier Duarte es una de las causas de la mala imagen que se ha forjado Cuitláhuac García, porque durante el gobierno del morenista nunca ha hecho siquiera un pronunciamiento serio en contra de la administración del recluso.

Mucho menos ha puesto atención a que el proceso que se lleva en su contra se afiance, para que siga en la cárcel y que pague, aunque sea con prisión, el daño que le hizo a Veracruz.

En cambio hay muchos, pero muchos, que estuvieron con Javier Duarte que ahora están en su gobierno, o se les ha visto cerca, o son cercanos a algunos de sus funcionarios y/o miembros de su grupo.

Un ejemplo, sólo uno, el primo famoso por la vía de la abuela.

Los duartistas se sienten tan fuertes que varios de ellos ya manifestaron que buscaran una candidatura en el 2021, bajo las siglas de Morena.

Pero eso es sólo una parte de porque el gobernador ha ido cayendo en las preferencias de la ciudadanía. Algunas encuestadoras muestran un descenso suave, otras reflejan un desplome vertiginoso, pero en todas –absolutamente en todas- la constante es a la baja.

Su equipo, su gabinete, es culpable en mucho del descenso en las simpatías, por el mal trabajo que han realizado, aunque se atribuyan triunfos y logros que sólo ellos ven.

Pero Cuitláhuac García ahí los tiene, porque ellos le dicen que hacen todo bien.

Los peores, son los que llegaron con el apoyo de la madrina de Cuitláhuac, de Rocío Nahle: Eric Patrocinio Cisneros Burgos (el secretario de gobierno), Hugo Gutiérrez Maldonado (secretario de Seguridad Pública), Xóchitl Arbesú Lago (secretaria de Turismo) y Roberto Ramos Alor (Secretario de Salud).

CUITLÁHUAC, A LA BAJA, EN TODAS LAS ENCUESTAS

¿Qué tanto ha caído el gobernador Cuitláhuac García en las encuestas?.

Tomemos cuatro empresas encuestadoras que han sido consistentes en sus mediciones.

Consulta Mitofsky, en sus mediciones muestra cómo ha descendido 3 puntos, en tan sólo dos meses: De 41.1 que tuvo en agosto a 38.2 en octubre.

Massive Caller que empezó sus levantamientos en abril 15 de éste año, refleja la baja desde un 45.2 hasta un 31.7. Son 13.5 puntos menos.

C&E México realiza mediciones trimestrales. En la primera que hizo en junio de 2019, Cuitláhuac García estaba en el lugar 19; para septiembre había descendido al sitio 23; ya estaba entre los 10 peores gobernadores del país. Su popularidad también mermó, pues pasó del sitio 17 al 22.

Pero lo más llamativo en estas mediciones, es su descenso en el llamado “Índice AMLO” que utiliza esa empresa, que es la calificación que tienen los gobernadores con respecto a la que tiene el presidente en su estado. En el caso de Cuitláhuac García, la popularidad del gobernador frente a la presidente en Veracruz. Esta pasó del lugar 21 al 24. O sea, se hizo más grande la distancia entre los que sí confían en AMLO, pero no en Cuitláhuac.

Las encuestas más consistentes, porque se vienen haciendo desde diciembre de 2018, son las de Arias Consultores, donde Cuitláhuac García comenzó con un 49.3 de aceptación, que para marzo del 2019 llegó a 23.1 y en julio alcanzó el nivel más bajo, con apenas 7.1 puntos.

Esta medición muestra como las visitas del presidente Andrés Manuel López Obrador al estado le ayudaron al gobernador a levantar la imagen pública.

Pero el Presidente dejó de venir desde agosto y no hay forma de que la calificación de Cuitláhuac García repunte.

Ni siquiera con el discurso repetido de que la incidencia delictiva ha bajado en Veracruz.

De hecho la percepción de inseguridad en el estado, sigue siendo muy alta.

¿Por qué el gobernador Cuitláhuac García no convence?.

Por lo que sea.

Lo que sí es real, es que los místicos del gobierno del estado viven en su burbuja creyendo que todo les sale bien, mientras que los terrenales, ni los perciben, o si los captan es con acciones de gobierno que no rinden frutos.

¿Realmente es tan mal gobernador Cuitláhuac García o simplemente los terrenales no aprecian su trabajo?.

Ya pasó un año de gobierno y en lugar de que su imagen crezca y se mejore, se deteriora cada día más.

Quienes le dijeron que para hoy todos los terrenales lo conocerían y lo respaldarían, le mintieron.

Pero ahí los tiene, encubriéndolos y protegiéndolos, aún a costa de su salud política.

  Pague aquí su recibo del agua