La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

miércoles, 15 de enero de 2020

A la opinión pública: Carta abierta a la Opinión Pública publicada en apoyo a la Maestra Clementina Guerrero


A la opinión pública:

Xalapa, Ver. | 15 enero de 2020
Tribuna Libre.- Un grupo numeroso de profesionistas, estudiantes, universitarios, servidores públicos y ciudadanos con un amplio arraigo en nuestro Estado, en nuestro medio y en Instituciones Públicas diversas, manifestamos conocer la gran trayectoria de casi 50 años en la administración pública de la Maestra Clementina Guerrero y estamos más que convencidos de su honestidad, honorabilidad, incorruptibilidad, espíritu de servicio, sensibilidad social y humanismo, así como el gran beneficio que ha aportado a nuestra sociedad, y a las Instituciones en las que ha estado al frente, entregando en todo momento más que buenas cuentas de sus actuaciones en el ejercicio del servicio público y esto, aunque suene extraño, en nuestro medio y en estos tiempos, sin haberse favorecido personalmente de manera ilícita en ningún momento de su vida.

Un ejemplo claro es paso por la Universidad Veracruzana; como Secretaria de Finanzas en la administración que ahora encabeza la Doctora Sara Ladrón de Guevara, la Maestra Clementina Guerrero aporto resultados relevantes, por cierto demostrables, en el logro de la regularización de un sin número de inconsistencias y desviaciones que al inicio de esa administración prevalecían en muchos ámbitos institucionales, como son las finanzas, los recursos humanos, las entidades académicas, entre otros, coadyuvando de manera importante en la salvaguarda patrimonial y en la estabilidad financiera, administrativa y académica de nuestra Máxima Casa de Estudios, lo que permitió en su oportunidad ser calificada como una Institución ejemplar en nuestro país, hecho diametralmente opuesto con lo sucedido en una gran cantidad de Universidades Públicas de México, las que estuvieron involucradas durante la pasada administración federal en fraudes de todo tipo, participando burdamente en la famosa “Estafa Maestra” que tanto daño causo a la educación de nuestra juventud y al país entero; para el caso y como bien se sabe fueron creadas múltiples empresas fantasma utilizadas para lavar y saquear dinero público y para enriquecer a grupos de poder de manera burda e inmoral; esto no pasó en ningún momento en la Universidad Veracruzana y por el contrario se obstaculizó cualquier intervención de los grupos de la ahora llamada “mafia del poder” para evitarlo; esto fue uno de los grandes logros de la Maestra Clementina Guerrero, apoyada incondicionalmente por las máximas autoridades de esa misma casa de estudios y que por cierto como sucede ahora, le generó enemistades y críticas denostables de quienes se vieron entonces afectados en sus mezquinos intereses; los funcionarios honestos estorban comúnmente y entorpecen las practicas que en materia de corrupción pretenden generarse. Surge entonces la pregunta, a quien estorbó ahora la Maestra Clementina Guerrero para ser atacada y perseguida de este modo?

Por ello, manifestamos a través de la presente carta, nuestro más amplio repudio a las acciones ilegales, arbitrarias, irresponsables, carentes de sustento jurídico y violatorias de los Derechos Humanos consagrados en nuestra Carta Magna, con fines perversos, obscuros y deleznables que en su contra ha instaurado el Gobierno de Veracruz a través de la Fiscalía General y del Tribunal Superior de Justicia, las que no sabemos si corresponden a acciones ligadas a la política electorera que en todo momento rige o a cuestiones personales que el propio Gobernador del Estado tenga en contra de la Maestra Clementina, inclinándonos más por esta última hipótesis en razón de que la Maestra no ha pertenecido, ni ha formado parte o está vinculada con ningún partido, grupo o personaje político, ni ahora ni nunca y esta desligada de cualquier acto que tenga que ver con ello, aunado esto a la falta de elementos legales que pudieran existir en su contra, denotándose la improvisación, la falta de oficio e inconsistencia en los procedimientos “legales” con que se han llevado las absurdas acusaciones que se le han hecho, además de la saña perversa con la que ha actuado la autoridad, cuyo cometido no tiene por objeto hacer justicia sino cometer un acto de venganza o bien sacar del camino a la Maestra Clementina Guerrero porque posiblemente estorba; esto se señala al observar que en ningún momento se ha respetado el debido proceso y que la orden tajante del Ejecutivo es privarla de su libertad a costa de lo que sea, lo que para nuestra comunidad representa una violación clara a los Derechos Humanos Universales, a la falta de ética de este Gobierno y a la incongruencia con el discurso de la Cuarta Transformación, el que  muchos de nosotros apoyamos para buscar lograr un cambio que hoy por hoy en Veracruz no se ha dado, sino todo lo contrario. ¿Esta es acaso la ideología de la cuarta transformación?; habría que preguntárselo al Sr. Presidente de la República haber que opina.

No está por demás reiterar que estas acciones, solo demuestran la escasa calidad profesional y moral de quienes representan hoy día a nuestras pobres instituciones y al propio Gobierno de Veracruz; hemos visto que los métodos y la contundencia avasallante con las que se han instaurado las acciones “legales” en contra de la Maestra Guerrero solo demuestran que quienes lo hicieron son incluso más peligrosos que los propios delincuentes que hoy por hoy tiñen de sangre a Veracruz, Estado fallido plagado de inseguridad, incertidumbre, injusticias, impunidad, crisis economía, política y social, corrupción, tráfico de influencias, nepotismo, etc.; ¿de quién entonces tendremos que cuidarnos más; de aquellos o de estos?

Es por demás buscar un verdadero calificativo  o bien una justificación al ataque artero que ha sufrido la Maestra Clementina Guerrero a través de una denuncia presentada por el actual y flamante Secretario de Salud ante la Fiscalía de Veracruz, pesimamente formulada como él acostumbra cumplir con sus responsabilidades que el cargo que ostenta le exigen, denuncia aparejada por una orden de aprehensión, que al ser éstas filtradas a los medios de comunicación y redes sociales, han denostado y dañado en principio la imagen de la Maestra Clementina en cuanto a su persona y a su entorno familiar, lo que implica violaciones constitucionales a su esfera jurídica reguladas en los artículos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; la secrecía de las carpetas de investigación y de los instrumentos legales señalados es responsabilidad plena de la Fiscalía de Veracruz, que tal vez sin saberlo por la ignorancia o perversidad que ciertos Fiscales demuestran, han cometido con ello delitos graves que por ende deberían ser castigados por la propia ley que ellos a su antojo aplican o no aplican, según convenga.

En lo que respecta a la orden de aprehensión mencionada, fue evidente el exceso cometido por la Fiscalía y el Poder Judicial en contra de la Maestra  Clementina Guerrero, considerando que dicha medida tiene carácter excepcional y para ser dictada, conforme al artículo 141 del Código Nacional de Procedimientos Penales, se requiere que el Ministerio Público advierta que existe la necesidad de cautela, situación que no fue debidamente acreditada, tomando en cuenta el arraigo que tiene en esta ciudad, y que además se encontraba desempeñando el cargo de Tesorera del Ayuntamiento de Xalapa, por lo que el Juez de control  tenía otras opciones para hacerla comparecer, sin embargo de manera automática, sin análisis e irresponsablemente concedió arbitrariamente la petición de la Fiscalía.

La actuación perversa e ineficiente de la Fiscalía quedó evidenciada, en virtud que la Maestra Guerrero de manera voluntaria, solicitó fuera fijada fecha y hora para la celebración de la audiencia inicial, la cual fue celebrada el pasado 31 de octubre sin que al efecto acudiera el Fiscal encargado de la carpeta, no obstante haber sido notificado, en razón de la incomparecencia del Fiscal, el Juez de Control convocó nuevamente a las partes para el día 1 de noviembre de 2019, y los representantes de la Fiscalía nuevamente no acudieron a la cita, presentándose hasta el 14 de noviembre, con el asesor legal de la Secretaría de Salud, sólo para acreditar la interposición de diversos recursos “legaloides” con el objeto de dilatar el proceso y esperar a que fuera designada la nueva Presidente del Poder Judicial del Estado, la cual es afín a los Intereses del Gobierno Estatal.  

Esto refleja la incapacidad, improvisación e irresponsabilidad de ese aparato judicial, lo que abonó a la intención maquiavélica de retrasar el proceso legal que se desarrollaba hasta lograr acomodar autoridades a modo para lograr de manera desapegada a la legalidad, sus nefastas intenciones de privar de su libertad a la Maestra Guerrero.

Es importante que de manera mencionar que derivado de un análisis somero realizado a la denunciada presentada contra la maestra Guerrero por parte de algunos compañeros conocedores de estos temas, se observa que ésta parece haber sido formulada por un estudiante de primer semestre de Derecho, ya que, entre otras cosas, hasta de desaparición forzada de personas la acusan, ridículo como verán.

Como consecuencia a las múltiples deficiencias e indebida integración de la carpeta de investigación de la denuncia mencionada y con objeto de continuar con el hostigamiento penal instaurado contra la Maestra Guerrero, durante el mes de diciembre de 2019, la Fiscalía inició un nuevo proceso penal, del que se desconocen los datos identificativos por haber sido integrado en el período vacacional de invierno; de este mismo proceso se generó una nueva orden de aprehensión en contra de la Maestra Clementina Guerrero, la que fue concedida durante el periodo vacacional referido; el plan era privarla de su libertad el 23 de diciembre de ese mismo año, fecha simbólica para estos actos deplorables; este proceso penal o la acusación que lo motiva, en ningún momento fue notificado a la acusada dejándola en total estado de indefensión, presumiéndose que la citada carpeta de investigación, posiblemente esté integrada de manera infundada o tal vez ni exista e indebidamente desprenden de ella una orden de aprehensión de la que sabemos de su existencia, en razón de que actualmente se encuentra en trámite un juicio de amparo en contra de dicha orden.

En razón de lo anteriormente expuesto, resulta sencillo concluir, lo expresado al inicio de esta carta, referente a que las acciones instauradas en contra de la Maestra Clementina Guerrero, resultan del todo ilegales, arbitrarias, irresponsables, carentes de sustento jurídico y violatorias de los Derechos Humanos Universales, corroborándose que el Estado de Derecho es flagrantemente violado en su perjuicio, quien más que responsable de cometer delito alguno resulta ser víctima del aparato de un Gobierno sin rumbo y de quienes lo representan, los que sin respeto alguno a la legalidad, creen poder ejercer las facultades que el puesto que ahora ostentan les ha otorgado, olvidándose que cuando tomaron protesta en sus encargos respectivos prometieron bajo juramento respetar y hacer respetar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las Leyes que de ella emanan, cosa que no han hecho sino todo lo contrario, dando testimonio en ese mismo acto que de incumplir su juramento el pueblo se los demandara y es por ello que ahora nosotros como pueblo les demandamos cumplir con la Ley y respetar el Estado de Derecho y de no estar en condiciones de hacerlo renunciar a su cargo. “Nosotros  los  pusimos, nosotros los quitamos, el Pueblo manda”  

Por último, es de considerar cuales fueron los actos cometidos por la Maestra Guerrero que de manera personal agraviaron al Ejecutivo; de éstos consideramos que algunas pudieron causarle enojo, molestia, ira, estorbo, pero cualquier servidor público, está sujeto a opiniones, acciones, manifestaciones que no le pueden agradar, pero no por ello echar a andar todo el aparato judicial para mitigar su enojo, cometer actos de venganza contra ciudadano alguno o lograr objetivos perversos; estos son por parte de quien los comete y tiene el poder para hacerlo, deplorables, inmorales, y nefastos y solo dejan ver la falta de oficio político del promovente y lo peor de todo es que todo este circo, maroma y teatro instaurado en contra de la Maestra Clementina es antagónico con los principios ideológicos del propio Presidente de la República y atentan contra el cambio que la ideología que él promueve a través de la Cuarta Transformación, por ello consideramos que el Gobierno Federal encabezado por el Lic. Andrés Manuel López Obrador, está obligado a que se investiguen todos  estos hechos, que más que beneficiar sus políticas de cambio las dañan y denostan y por ende se promueva que en Veracruz la justicia prometida se aplique en estricto apego a la legalidad y al estado de derecho, más no de acuerdo a rencillas, caprichos personales o intereses turbios o personales que mucho tendrían que ver con la comisión de actos de corrupción, entre otros.

En breve publicaremos una carta pública nacional dirigida al Lic. Andrés Manuel López Obrador, respaldada por todos nosotros y por múltiples personalidades de la vida pública de Veracruz, quienes hoy hacemos este reclamo, dado que consideramos que el Presidente de la República, debe conocer los pormenores de estos actos del todo contrarios a su ideología política y a la Ley; en él aún confiamos y le apoyamos y mantenemos la esperanza firme de que en verdad tendremos un cambio sustancial en nuestro país, claro no un cambio para mal como está sucediendo día con día en nuestro lastimado Veracruz, en verdad esperamos que ese cambio prometido se dé para bien de México y de nuestro pueblo del que todos somos parte.

Web Master