La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

martes, 28 de julio de 2020

Vacunas contra el Covid-19 y sus efectos secundarios


*En sus ensayos, se detectó que un 70 por de las personas, a quienes se les aplicó la vacuna, desarrollaron fiebre o dolor de cabeza, aunque esos síntomas pudieron ser tratados con paracetamol.

*Hay cinco tipos de vacunas en desarrollo: las genéticas, de vectores virales, hechas sobre la base de proteínas, de virus enteros y reutilizables.

Ciudad, de México. | 28 julio de 2020  
Tribuna Libre.- Hace unos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) subrayó que la distribución y aplicación de la vacuna contra la COVID-19, no se realizará antes de la primera parte del año 2021.

“Hay que ser realistas en cuanto a los tiempos. No importa cuánto intentemos acelerar el proceso, tenemos que estar seguros de que una vacuna es segura y efectiva y eso toma su tiempo”, manifestó Mike Ryan, director de Emergencias Sanitarias de la OMS.

En días recientes la Universidad de Oxford y Astra Zeneca informaron que la vacuna contra el coronavirus en la que trabajan, denominada ChAdOx1 nCoV-19, es “segura” y “entrena” al sistema inmunológico.

Sin embargo, aunque aún no está lista la vacuna contra la COVID-19, algunos médicos ya comienza a alertar sobre posibles efectos secundarios de esta. Esta, dicen, podría tener un comportamiento “reactogénico” en el cuerpo, dependiendo del organismo y reacciones de cada individuo.

De acuerdo con una publicación del sitio de divulgación científica StatNews, las vacunas que se están desarrollando para combatir al coronavirus podrían causar dolor de cabeza, dolor de brazos, fatiga, escalofríos y fiebre.

En este sentido, sobre su vacuna, la Universidad de Oxford reveló que sí tiene efectos secundarios; aunque, dijo, no se consideran de peligro.

En sus ensayos, detectó que un 70 por de las personas, a quienes se les aplicó la vacuna, desarrollaron fiebre o dolor de cabeza, aunque esos síntomas pudieron ser tratados con paracetamol.

Por su parte, los médicos consultados por StatNews también apuntaron que los efectos secundarios no deberían preocupar; por el contrario, “podría ser considerado un buen signo de que la inyección está funcionando y el sistema inmunológico ha comenzado a reaccionar, actuar y a manifestarse levemente”.

“Creo que una de las cosas que tendremos que darnos cuenta es que todas estas vacunas serán reactogénicas. Todas van a estar asociadas con reacciones“, dijo Kathryn Edwards, directora científica del Programa de Investigación de Vacunas Vanderbilt en Nashville, Tennesse.

En tanto, el director senior en el Centro de Ciencias de la Comunicación en RTI International, Brian Southwell, subrayó que es importante informar a la población mundial sobre los posibles efectos secundarios de la vacuna, para no generar pánico.

“Creo que debiera señalarse eso: ‘Mira, esto va a ser un poco doloroso, pero hay un final y hay un bien mayor que ganar aquí, creo que probablemente valga la pena”, declaró.

“La aceptación podría ser mucho mayor si hacemos nuestro trabajo para generar confianza ahora y sentar las bases ahora. Pero no estamos necesariamente tan centrados en eso como podríamos estarlo”, agregó.

Hay cinco tipos de vacunas en desarrollo: las genéticas, las de vectores virales, las hechas sobre la base de proteínas, las de virus enteros; y las reutilizables, es decir, aquellas que ya son aplicadas en otras enfermedades, de acuerdo con el portal Infobae.

Web Master