La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

jueves, 12 de noviembre de 2020

Entre lo utópico y lo verdadero

Padres de niños con cáncer responsabilizan a funcionarios de SESVER por omisión a un deber legal.

                                          Claudia Guerrero Martínez | 12 noviembre de 2020

www.tribunalibrenoticias.com

Tribuna Libre.- En una carta hecha llegar a  nuestra redacción, padres de niños enfermos por cáncer hacen una relatoría por la falta de sensibilidad, servicio público y no ponerse en los zapatos de cada menor de edad y familia, quienes luchan en contra esta terrible enfermedad… Los padres de familia  están desesperados  y buscan a los medios de comunicación para que se externen las omisiones y  poco interés de funcionarios de la Secretaría de Salud en Veracruz, para atender las necesidades de estos enfermos con cáncer. Les vamos a contar cómo padres de estos menores tuvieron pésimas  experiencias y hasta fueron maltratados psicológicamente por parte del Director Administrativo de SESVER, Jorge Eduardo Sisniega Fernández.

En reiteradas veces, padres de enfermos con cáncer han acudido a las oficinas de Jorge Eduardo Sisniega Fernández y las excusas para no ser recibidos van desde estar ocupado o simplemente, no le daba la gana el escuchar  un rosario de quejas y súplicas sobre necesidades apremiantes de niños con tratamientos para combatir el cáncer y éstos están  detenidos o  por falta de medicamentos indispensables. Y quien únicamente salió a dar la cara, es el nuevo subdirector de Recursos Materiales de SESVER, Enrique Rueda Oliver, quien de manera déspota y sumamente prepotente les manifestó a los padres de menores de edad, quienes nos relatan: “No tenía idea de lo que le estábamos hablando, porque él dijo, ser de Morelos y lleva poco en Veracruz, nos expresó que su jefe no nos iba a recibir, ni apoyar porque estaba muy ocupado en una encomienda del Secretario de Salud”.

Desanimados y hasta ser maltratados, los padres de estos niños enfermos con cáncer hacen directamente responsables a Jorge Eduardo Sisniega Fernández por el detrimento a la salud de sus  pequeños,  pues derivado de lo publicado el fin de semana pasado por la Revista Proceso, sobre el resultado de la Auditoría Superior de la Federación, resolviendo haber detectado actos de corrupción, aviadores y desvíos de recursos con        la         liga:  https://www.proceso.com.mx/nacional/estados/2020/10/30/auditoria-detecta-aviadores-irregularidades-en-compra-de-medicamentos-en-veracruz-251879.html  e informa cómo el titular de la Dirección Administrativa, Jorge Eduardo Sisniega Fernández y el Secretario de Salud, Roberto Ramos Alor son los responsables del escándalo nacional, que involucra al propio Gobernador de adorno en Veracruz, quien a dos años de escándalos y señalamientos por corrupción, Cuitláhuac  García se hace cómplice al no poner orden a tanto saqueo, quedando claro que el “Honesto Cuic” resultó ser un ladrón y cómplice junto con sus funcionarios estatales, señalados por la ASF,  por desvíos de recursos.

Y nos enteramos que los sinvergüenzas Roberto Ramos Alor y Jorge Eduardo Sisniega Fernández  dejaron de ejercer en el 2019, más de mil millones de pesos y gran parte de esos recursos debían destinarse a la compra de medicamentos oncológicos, que muchos pequeños enfermos necesitan y debido a la falta de humanidad, no se aplicó este recurso y  fueron regresados a la Federación.

Nos comentan  padres de familia indignados: “En nuestras más de diez horas de espera, sin ser recibidos, nos enteramos por el propio personal de SESVER, que el administrador Sisniega Fernández ha sido reiteradamente evidenciando en medios de comunicación por realizar compras fantasmas, licitaciones amañadas y fraudes con empresas crediticias. En menos de dos años de ocupar el puesto, únicamente se ha dedicado junto con su equipo de malandrines a enriquecerse a manos llenas, porque si bien no hay recursos para los medicamentos de nuestros hijos, el susodicho se construyó una mansión en el fraccionamiento más lujoso de Xalapa y pudimos ver en el estacionamiento su camioneta marca GMC Yukon del año, protegida por una veintena de guardaespaldas y entonces nos preguntamos: ¿A qué le teme este señor? ¿De quién se cuida? Ya se le olvidó ser sólo un servidor público más”.

Por todo lo anterior, padres de familia de niños con cáncer  exigen al Gobernador de adorno Cuitláhuac García Jiménez que le pida su renuncia a Jorge Eduardo Sisniega Fernández de forma inmediata y no lo proteja con declaraciones sin sentido, como lo hizo la semana pasada y los afectados por la falta de medicamentos exigen a Cuitláhuac que  ya no lo solape, ni permita ser engañado  y la epidemia por COVID-19 no sólo afectó a SESVER, también  perjudicó  la credibilidad de este Gobierno Estatal.

Afirman ser irresponsable mantener a personas sin escrúpulos en los cargos y sólo vienen a Veracruz a llenarse las bolsas de dinero, mientras niños inocentes  pierden la batalla en contra del cáncer. Los papás de estos menores de edad, quienes luchan en contra de esta enfermedad no fueron a pedir limosna y estar conscientes por la grave epidemia en México, pero sí están indignados  por no ser atendidos, ni tampoco ser escuchados y el maltrato perpetrado por funcionarios públicos, quienes ganan un sueldo proveniente de recursos públicos de los veracruzanos.

Los niños con cáncer necesitan estudios mínimos de laboratorio, que le son cobrados a los padres, con la excusa de no existir Seguro Popular y ser una larga lista en espera de enfermos para realizarles una resonancia magnética y se los podrían hacer sin costo con los equipos propiedad del Gobierno Estatal, ya que fueron citados hace unos días, en el  Hospital Regional de Veracruz para entregarles una cajita con dos dosis de medicamentos y les pidieron utilizar el dinero de las becas que les da el presidente Andrés Manuel López Obrador para comprar los medicamentos oncológicos, pero no alcanza, ni es suficiente,  son demasiado caros y con esta pandemia, muchos padres de familia perdieron sus empleos

Y termina la carta exponiendo: “Hasta cuándo Señor Gobernador Cuitláhuac García…  Hasta cuándo señor Secretario Roberto Ramos Alor… Exigimos que nuestras demandas sean escuchadas y tomadas en cuenta, puesto que no estamos pidiéndoles nada que no esté en sus manos resolver. Por favor sean más humanos, no queremos ver las fotos de nuestros hijos, el próximo año, en nuestros altares. Ayúdenos, estamos desesperados”.

Qué parte no han entendido los colaboradores de Cuitláhuac García, al no apoyar a niños que luchan en contra del cáncer y ser atendidos en las instalaciones de la Secretaría de Salud de Veracruz. Un Gobierno Estatal omiso, insensible, soberbio y sin servicio a la ciudadanía. Una vergüenza esta administración estatal, la cual,  está más preocupada por sus negocios personales y enriquecerse a costillas del erario público, que atender casos de niños con cáncer, quienes piden apoyo para una oportunidad de vida… Y eso, tal parece no le interesa al disminuido Cuitláhuac García.

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com  y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz

Web Master