La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

jueves, 4 de febrero de 2021

La FGR le echa el guante a Mario Marín Torres (A) el gober precioso acusado del delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho

                                                                           Acapulco, Guerrero. | 04 febrero de 2021

 www.tribunalibrenoticias.com

Tribuna Libre.-El priista Mario Marín Torres, quien fuera gobernador de Puebla de 2005 a 2011, fue detenido este miércoles en Acapulco, Guerrero, por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR).

Marín fue detenido alrededor del mediodía y fue llevado a Cancún, Quintana Roo, donde es requerido por la justicia por el delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, quien celebró el arresto.

"Llevo 14 años buscando justicia por haber sido torturada por este cómplice de redes de pornografía infantil. Vamos por todos", escribió en su cuenta de Twitter.

En abril de 2019, la titular del Primer Tribunal Unitario de Cancún, María Elena Suárez Préstamo, ordenó la detención de Marín por el delito de tortura en agravio de Cacho.

Por el mismo caso, también se giraron órdenes de arresto contra el empresario textilero Kamel Nacif Borge; Hugo Adolfo Karam Beltrán, exjefe de la Policía Judicial de Puebla, y Juan Sánchez Moreno, exdirector de Mandamientos Judiciales del estado.

Por tratarse de un delito grave, se imposibilitó a los involucrados suspender la orden de aprehensión con un amparo; además, no tendrán derecho a libertad provisional.

Twittear

Ver Tweets nuevos

Twittear

Lydia Cacho

@lydiacachosi 

Mario Marín entre los 23 mexicanos que lavaba dinero en Andorra. Eso lo publiqué hace años y la Fiscalía General no movió un dedo, ni antes ni ahora. #GoberPreciosoTorturador  

Marín es conocido popularmente como "góber precioso", luego de que en 2006, cuando era gobernador, se difundió una conversación telefónica entre él y el empresario mezclillero Kamel Nacif, en la que hablaban de actuar contra Cacho en represalia por sus investigaciones periodísticas.

Cacho fue detenida en 2005 en Cancún a raíz de una denuncia que Nacif presentó en su contra por mencionarlo en su libro Los demonios del edén, en el que se le involucra en una red de pederastas.

Desde entonces, Marín estuvo implicado en acusaciones de corrupción, protección a una red de pederastia y abuso de poder.

Elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) detuvieron al exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres, tras realizar un cateo a un domicilio ubicado en el puerto de Acapulco, Guerrero.

Tras varios meses de investigaciones de gabinete y campo, Marín Torres, acusado del delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho, fue ubicado por especialistas de la FGR, quienes obtuvieron la orden de cateo y procedieron a su captura.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el político poblano será traslado a Quintana Roo.

Desde mayo de 2019, Marín Torres contaba con una ficha roja de Interpol, por lo que era buscado por la justicia en más de 190 países.

Una mes después, en abril del mismo año, el Primer Tribunal Unitario con residencia en Quintana Roo giró una orden de aprehensión en contra del ex mandatario priísta Mario Marín y el empresario Kamel Nacif, con lo que revocó la decisión del juez Segundo de Distrito de la entidad que había negado librar el mandamiento judicial.

Al respecto, la periodista Lydia Cacho señaló que el ex director de la Policía de Puebla, Hugo Adolfo Karam, también es buscado por la Interpol y los “tres fueron parte de una red de autores intelectuales de mi tortura, fui torturada por haberle dado voz a cientos de niñas y niños que fueron explotados sexualmente en una red de trata en la que traían a gobernadores, senadores, empresarios para explotar sexualmente a niñas y niños de entre 4 y 13 años”.

Lydia Cacho recordó, en su cuenta de Twitter, que hace 13 años difundió que el exgobernador de Puebla se encontraba entre los 13 mexicanos que lavaban dinero en Andorra.

Sin embargo, acusó, "la Fiscalía General no movió un dedo".

Web Master