expresión de los columnistas

La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

jueves, 5 de septiembre de 2019

Tierra de babel


Estar jodido y estar jodiendo
 
Jorge Arturo Rodríguez | 05 septiembre de 2019
Tribuna Libre.- Aperitivo 1: “Por desgracia no vemos la luz al final del túnel, de modo que no hay razones inmediatas para el optimismo, hay un despliegue de fuerzas policíacas y militares a lo largo del territorio que por desgracia en la frontera se utiliza para maltratar a los migrantes”, señaló el poeta David Huerta. El panorama en México, dijo, “es de un gris profundo” y apeló a que pronto haya una solución “legal y con respeto a los derechos” ciudadanos. ¡Gulp!

Aperitivo 2: “Desconfío de cualquier autoridad que se siente feliz con el mundo tal como es. Entiendo el placer, y que te conmuevan las cosas de este mundo. Entiendo que uno se sienta fuerte en su interior gracias a sus capacidades. Sé lo que es la obsesión, el afán de capacidades que quedan fuera de lo corriente. Comprendo la gratitud por la presencia de otras personas, y por la abundancia y el esplendor. Pero no entiendo a quien no se siente decepcionado con nuestra experiencia del mundo colectivo, en su diferencia de nuestras imaginaciones y deseos, que son tan intensos. No entiendo por qué algunos no desean que este mundo sea básicamente más de lo que es”. (Mark Greif). Ahí está el detalle.

Aperitivo 3: “Me da mucha tristeza que en Coatzacoalcos, donde crecí con la libertad que da una comunidad unida y sin violencia, anoche murieran por lo menos 25 personas en un atentado a un bar. Desgraciadamente ésta es una de las innumerables desgracias que pasan a diario en México. Esperamos que las autoridades cumplan su promesa de parar la violencia. Ya es hora de que se acabe tanto sufrimiento en un país que lo tiene todo”. (Salma Hayek). Pos sí.

Hace mucho tiempo alguien dijo que “muchas veces me he arrepentido de haber hablado; de haber callado, nunca”. Pero el que calla otorga, y pa’ qué gritar si nadie te escucha o tu interlocutor es sordo y pénjamo. Algo parecido a “Ni los veo ni los oigo”, palabras aún vigentes pero en otro contexto ahora más peligroso porque a todas luces nadie ve, oye ni le interesa, puesto que estamos en tierra movediza, en campo minado donde el primero que se mueva… Y nadie tiene la culpa más que… ¿quién?

         En la novela Arthur & George, de Julian Barnes, uno de los personajes dice que antes eran “culpables o inocentes”, ahora, qué cinismo y depredación jurídica, existen “culpables pero inocentes” e “inocentes pero culpables”. Quizás entonces sería mejor seguir la senda del “Calladito te ves más bonito”. Al escribir esto, retumban en mi cerebro –aún tengo y me funciona- las palabras de la religiosa italiana Santa Catalina de Siena: “¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!”. Así, o más clarito.

         Recuerdo a mi estimado amigo y destacado fotoperiodista Noé Valdés (QEPD) que en sus columnas decía casi al final: “¿Qué tal duermen amables lectoras y lectores? No sé ustedes, pero dicen, según un estudio, que…” ¿Acaso dormimos bien ante un mundo podrido?

Según la Encuesta Global de Sueño de Philips 2019, respondida por más de 11 mil adultos en 12 países, el promedio de tiempo durmiendo: 6.8 horas entre semana; 7.8 horas fines de semana; 8 horas recomendadas. A la pregunta: “¿Qué tan bien dormimos?”: 80% de adultos quiere mejorar su calidad de sueño; 67% se despiertan al menos una vez durante la noche; 63% duermen más los fines de semana para compensar el sueño; 49% siente que han dormido lo suficiente; 10% dice que duermen extremadamente bien. 

La misma encuesta cuestionó: “¿Qué tanto descansan en el mundo? (porcentaje de adultos que dicen descansar)”: India, 79%; Arabia Saudita, 71%; China 66%; Estados Unidos, 64%; Argentina, 64%; Rusia, 63%; Alemania, 63%; Suecia, 60%; Sudáfrica, 59%; México, 59%; Canadá, 59%; Turquía, 58%, y así hasta Corea del Sur, 44 %. (lasillarota.com, 15/08/2019).

         Hay muchos causas para no dormir bien y chingón, de igual forma existen varias alternativas para solucionarlo, o consulte a su médico; ya de perdis chínguese unas horas más en internet y encontrará la pócima o el elixir. Los hay de todo tipo y pendejadas, hasta ajo bajo la almohada, como pa’ que no se acerquen los vampiros ni las pesadillas de nuestras deudas económicas, mucho menos de la violencia y de la ineptitud de nuestras autoridades, por no decir de la mediocridad campante y rampante.

         Pero ahí vamos. Algunos más fregaos que otros. Según los datos infográficos del economista.com.mx (26/08/19), “en México hay más de 3.2 millones de personas que trabajan sin recibir un sueldo, esto equivale a 6% de la población ocupada. La mayoría son campesinos y comerciantes.”

         O sea, pa’ dormir chingón tenemos muchos motivos, ¿o no? Ya no digamos la política a galope de México.

         Ah, porque eso sí, dijera Camilo José Cela, palabras más, palabras menos, “No es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, como no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo”. Parafraseándolo, no es lo mismo estar cogido que estar cogiendo, a la mentalidad del mexicanito.

Los días y los temas

A las 16:55 horas que termino de escribir esta entrega, en excelsior.com.mx del día de hoy 4 de septiembre, en su #lapreguntadeldía: “¿Cree que la separación del Fiscal de Veracruz será una medida suficiente para que mejore la seguridad en esta entidad?”, han contestado: SÍ, 367(11%); NO, 3008 (89%). Total: 3375.

         ¡Uff! Calladito me veo más bonito.

De cinismo y anexas

Hablando de dormir, sin olvidarme del “Quiero dormir cansado…”, les dejo:

*La felicidad para mi consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia. (Françoise Sagan).

*Uno no puede pensar bien, amar bien, dormir bien, si no ha comido bien. (Virginia Woolf).

*El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien, sino en el deseo de dormir junto a alguien. (Milan Kundera).

         Ahí se ven.

  Pague aquí su recibo del agua