La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

lunes, 10 de febrero de 2020

Gobierno morenista de Coatzacoalcos permite a policías vestir de civil y portar armas de fuego ilegalmente


Xalapa, Ver. | 10 febrero de 2020
Tribuna Libre.- Supuestos escoltas de funcionarios municipales, asignados a la Policía Municipal, fueron reportados y aprehendidos por elementos de la Sedena  cuando portaban armas de grueso calibre sin los permisos correspondientes y se identifican con credenciales vencidas desde hace dos años.

De acuerdo con los reportes, tres elementos de la Policía Municipal que aparentemente fungen como escoltas del Secretario de Gobierno del ayuntamiento, Noé García Joffre, entre ellos un militar retirado, fueron detenidos en días pasados por personal del Ejército, por portar armas de alto poder sin el permiso correspondiente e identificarse con credenciales vencidas desde hace dos años, al igual que el permiso colectivo de armas, lo que significa que la corporación policiaca municipal operaría en la ilegalidad.

Sobre estos hechos trascendió que los tres civiles armados ingresaron a una tienda de auto servicio donde de forma sospechosa se les notaban las armas de fuego nueve milímetros con las que supuestamente protegen al funcionario, quien no se encontraba con ellos.

Tras el reporte sobre los sujetos armados en el citado establecimiento, las fuerzas castrenses hicieron acto de presencia, y aunque los escoltas se identificaron como elementos de la Policía Municipal, al momento de pedirles sus permisos no los portaban y se identificaron con credenciales vencidas, por lo que fueron detenidos y remitidos a los separos en calidad de sospechosos, donde según trascendió, fueron abandonados a su suerte por el recién nombrado comandante de la corporación policiaca, Víctor Ulises Osorio Soler, y cada uno tuvo que pagar multas superiores a los 15 mil pesos para recuperar su libertad.

Según se informó, al enterarse de lo ocurrido, el comandante de la Policía Municipal, quien circula en camioneta blindada, afirmó que no sabía qué andaban haciendo vestidos de civil en un Oxxo y el Secretario de Gobierno en otro lado, por lo que se lavó las manos y dijo que no podía hacer nada: “yo no puedo meter las manos por ellos, porque son problemáticos”.

Y es que, hasta donde se sabe, con base a los lineamientos de la Fiscalía General de la República, los municipales no cuentan con permiso para portar armas de grueso calibre, aunque ha trascendido que la Policía Municipal cuenta con 25 fusiles Pietro Beretha, 25 armas tipo escuadra calibre 9 milímetros y 30 armas de impacto G3 de guerra, de uso exclusivo del Ejército y fuerzas armadas, los cuales no contarían con el permiso actualizado para su uso, pese a lo cual el comandante les permite salir a las calles con ese armamento.

Para variar, ha trascendido que al interior del cuartel de la Policía Municipal, funcionaría un casino, de cuyas ganancias el comandante no rinde cuentas. Así las cosas con la seguridad pública en el antiguo Puerto México.

Web Master