La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

lunes, 6 de abril de 2020

El Ejecutivo de la nación, presume logros y presenta acciones económicas y de Salud para ‘vencer’ al coronavirus


Ciudad, de México. | 06 abril de 2020  
Tribuna Libre.- Como parte de su “informe al pueblo de México”, a 100 días del segundo año de gobierno, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó un plan emergente de reactivación económica para hacer frente a la crisis a causa de la epidemia por COVID-19.

En menos de una hora de discurso delineó una serie de acciones que en su mayoría ya estaban en curso como parte de su política social, con los programas de entrega directa para adultos mayores, jóvenes y créditos.

Reiteró que este año continuarán las principales obras de infraestructura de su administración como la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el aeropuerto Felipe Ángeles y enumeró avances de su gobierno. Aseguró haber disminuido la incidencia delictiva, dijo que ya no se permite la corrupción,que se erradicó la tortura y que se ha tenido promoción de la cultura.

En el patio de Palacio Nacional, sin invitados y sólo con camarógrafos y fotógrafos en el extremo, debido a las medidas de sana distancia para evitar la propagación del COVID-19, expuso las acciones anunciadas ante la crisis que, aseguró, será “pasajera”.

“Esta crisis es transitoria. Pronto regresará la normalidad, venceremos al coronavirus, reactivaremos la economía y México seguirá de pie, mostrando al mundo su gloria y su grandeza”, dijo desde el podio que sólo tenía un estrado y una silla vacía a su costado.

Como parte de la reacción ante el contagio del coronavirus está la entrega adelantada del apoyo a adultos mayores porque “se apoya a los más necesitados, a los más pobres, a los más vulnerables ante la epidemia”, dijo el presidente.

Entre los programas sociales que ya existían y que incluyó como parte del programa ante COVID-19 están Sembrando Vida que da empleo permanente a 230 mil sembradores, y se ampliará para 200 mil campesinos más, con el propósito de que tengan trabajo de inmediato.

Sumado a los 356 mil créditos a pequeños negocios familiares con el programa Tandas para el Bienestar entregados hasta el momento, se agregarán 450 mil tandas más en lo que resta del año.

Los productores pobres de Puebla, Morelos, Tlaxcala y Estado de México se sumarán a los de Guerrero como beneficiarios de fertilizantes gratuitos, estrategia que funciona desde 2019.

También mencionó el programa La Escuela es Nuestra, que dio a conocer el año pasado, en el que entregarán recursos de manera directa a asociaciones de padres de familia para mejorar la infraestructura en las escuelas. Informó que este año se entregarán recursos para 31 mil planteles escolares. Mientras que entre los nuevos beneficiarios está la entrega de apoyos está apoyos directos para 190 mil pescadores.

Entre los anuncios económicos ante la crisis está el otorgamiento de 2 millones 100 mil créditos personales de vivienda y para pequeñas empresas del sector formal e informal. También prometió la creación de 2 millones de nuevos empleos en nueve meses.

Se comprometió a no aumentarán los impuestos ni se crearán nuevos y “se cumplirá cabalmente el compromiso de devolver el IVA con prontitud a los contribuyentes, como me lo han solicitado los representantes del sector empresarial”.

Este año invertirán 25 mil millones de pesos adicionales para la introducción de agua potable, drenaje, pavimento, y la construcción y mejoramiento de 50 mil viviendas en zonas marginadas de 50 municipios del país. Esto, dijo, “nos permitirá al mismo tiempo crear 228 mil empleos directos”.

Habrá un fondo de 35 mil millones de pesos del ISSSTE para créditos personales de 20 mil a 56 mil pesos por crédito, lo que podría beneficiar a 670 mil trabajadores. Mientras que el FOVISSSTE e Infonavit destinarán 177 mil millones de pesos para otorgar créditos de vivienda estos nueve meses, en beneficio de 442 mil 500 trabajadores, lo que generará 270 mil nuevos empleos.

Mientras que Pemex tendrá recursos extra por 65 mil millones de pesos, ya que se le reducirá la carga fiscal y la Comisión Federal de Electricidad cuenta con financiamiento suficiente para construir las plantas termoeléctricas que se necesitan en la península de Yucatán, en Baja California

Para financiar este plan sin aumentar impuestos ni decretar gasolinazos, dijo, se recurrirá a utilizar los ahorros del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y los recursos que se mantenían guardados en fideicomisos, como se dio a conocer en el decreto presidencial publicado el jueves pasado, aunque la Secretaría de Hacienda aún no da a conocer cuáles serán los fideicomisos que se extinguirán para disponer de sus recursos.

“Estamos haciendo hasta lo imposible para mantener el compromiso de no aumentar la deuda pública”, dijo el presidente. Aunque el gobierno se apoyará en la banca de desarrollo y seguirá con la misma política de liberar recursos, “se continuará incluso con mayor rigor el plan de austeridad republicana”.

“A diferencia de otras épocas, cuando se le pedía al pueblo fajarse el cinturón, ahora es el gobierno el que se está apretando el cinturón, terminando de borrar, de desaparecer, de desterrar la corrupción, acabando con lujos y ostentaciones para reducir el costo de gobierno a la sociedad y seguir regenerando la vida pública”, dijo el presidente.

Por eso, los funcionarios se bajarán los sueldos de los altos funcionarios públicos y se eliminarán los aguinaldos desde el cargo de subdirectores, hasta el del presidente de la República, porque, según dijo el mandatario, “he hecho una consulta y hay un consenso” para adoptar dicha medida.

También se reducirán los gastos de publicidad del gobierno, se reducirá la partida de viáticos, los gastos de operación y se ahorrará más en compras a proveedores y en los costos de las obras públicas que se contratan con empresas constructoras o de servicios.

Aclaró que no habrá despido de trabajadores del Estado en ningún nivel, pero “se demandará más eficiencia, más entrega, más austeridad y espíritu de servicio”.

Espera obtener más recursos de las subastas que organiza el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, porque se intensificará la enajenación de los bienes enajenados a la delincuencia.

Dijo que la próxima semana dará a conocer un programa de inversión pública, privada y social para el sector energético por un monto aproximado de 339 mil millones de pesos.

Reconoció lo que hicieron los banqueros de México, que decidieron dar una prórroga, un plazo de seis meses en el pago de créditos e intereses a sus clientes de las pequeñas empresas y el crédito a las familias.

Y aunque agradeció a todos los empresarios que han las indicaciones por la emergencia sanitaria de parar sus actividades económicas y comerciales no esenciales, el presidente no incluyó en su plan ningún proyecto de apoyo a dicho sector para mantener los empleos.

Plan en salud

El presidente aseguró que antes de la aparición del coronavirus “ya estábamos trabajando en mejorar el sistema de salud pública”, por eso se terminaron de construir 72 centros de salud y hospitales que estaban inconclusos y se creó el Instituto de Salud para el Bienestar.

Por eso, “al día de hoy contamos con seis mil 425 camas de terapia intensiva con sus respectivos ventiladores y con el personal de enfermería de médicos especializados”.

Se activaron los planes Marina y DN-III, por lo que la Marina y la Secretaría de la Defensa recibieron cinco mil millones de pesos y “pronto se tendrá como respaldo mil 399 camas, equipos y personal médico especializado para atender en terapia intensiva”.
Aseguró, que sin “triunfalismo”, “México es, después de la India, el país con menos infectados por coronavirus y el tercer país con menos defunciones por número de habitantes. Vamos bien, pero no nos confiemos, sigamos cuidándonos en casa”, dijo López Obrador.

Web Master