La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

martes, 8 de diciembre de 2020

Si Veracruz se descuida será un espejismo el semáforo verde epidemiológico

                                                                                           Xalapa, Ver. | 08 diciembre 2020

www.tribunalibrenoticias.com

Tribuna Libre. –  Para especialistas, la reducción del nivel riesgo por el virus SARS-CoV2 de "medio" a "bajo" en Veracruz, es decir, de color amarillo a color verde, no refleja un avance contra la enfermedad, sino un punto para extremar precauciones ante la pandemia y evitar un rebrote que afecte al desgastado personal sanitario. 

La Secretaría de Salud del Gobierno Federal redujo el nivel de riesgo por covid-19 en Veracruz, lo que tomó por sorpresa a la ciudadanía, al hacer en redes sociales la desconfianza a dicha clasificación en redes sociales. 

De manera paralela, la Secretaría de Salud de Veracruz elaboró una lista con 36 municipios en riesgo "alto", es decir color naranja, además de 94 en riesgo "medio", color amarillo y 82 en riesgo "bajo", color verde, del 7 al 20 de diciembre de 2020, abarcando las 212 demarcaciones de la entidad. 

Sin embargo, para el académico de la Maestría en Epidemiología de la Universidad Veracruzana (UV), Mauricio Fidel Mendoza González, dicha clasificación no implica "echar las campanas al vuelo". 

Por el contrario, dijo el especialista, la sociedad requiere extremar las medidas de precaución en la temporada de fin de año. Expuso que pese a las bajas temperaturas los ciudadanos salen a centros comerciales y mercados a realizar compras o reunirse en familia, aprovechando el pago de aguinaldos. 

Mendoza González advirtió de un riesgo de un "rebrote" ante la posibilidad de un desinterés por la población de seguir con las medidas de prevención contra la covid, lo que las autoridades y los propios ciudadanos deben evitar por su bien y el del propio personal sanitario.

Por su parte, al anunciar el nuevo nivel de riesgo de la epidemia por covid, el Secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, convocó a la población a "no confiarse" y no descuidar las medidas de prevención. 

En la conferencia diaria por Covid-19, Ramos Alor recalcó que la clasificación del nivel del riesgo sitúa a la entidad en el "límite" del color verde y a un punto del riesgo medio "amarillo", es decir, el semáforo de riesgo bajo podría ser un espejismo que tenga 15 días de duración, hasta la próxima clasificación. 

Además, el funcionario estatal enfatizó en el hecho de conservar por cuatro quincenas consecutivas este color para, en un momento dado, retornar a clases presenciales en los planteles educativos y relajar las medidas preventivas contra la propagación de la enfermedad. 

De acuerdo con el académico de la Maestría en Epidemiología de la Universidad Veracruzana (UV), Mauricio Fidel Mendoza González, el anuncio de una reducción del riesgo covid en Veracruz puede implicar una incorrecta interpretación de dicha información de parte de los ciudadanos. 

Expresó que eso conduciría a un desprecio de los veracruzanos por acatar las medidas contra el covid y, por lo tanto, exhortó a la sociedad a "no echar las campanas al vuelo" o a confiarse de la pandemia. 

"Estas cosas rayan poquito en la falta de información, porque si bien es cierto que es información sorpresiva, no deja de ser un instrumento de medición que puede ser orientador en beneficio de las personas. 

"Yo no recomendaría a nadie que sienta ningún tipo de relajamiento y la única manera es manteniendo este control y esta disciplina social", dijo el académico, invitando a la población a no esperar una instrucción de la autoridad oficial para mantener las medidas preventivas. 

Dicho énfasis en la transparencia de la información es necesario para evitar una salida "masiva" de la población, y un desinterés por acatar las medidas preventivas contra el Covid durante la temporada navideña y de fin de año. 

"Porque si la gente busca en internet qué representa el Semáforo Verde se van a sentir con esta libertad que la verdad en este momento no es nada recomendable". 

El académico recalcó además la necesidad de una transmisión de la información de forma clara, concreta y fidedigna a la población por parte del Gobierno, especialmente con la campaña “Mantengámonos en Verde, cuida tu salud”. 

Admitió que en muchas ocasiones las posturas de los políticos ante la pandemia pueden rayar en la ignorancia, pero en este caso el Gobierno está dejando el claro el riesgo que hay en caso de que los ciudadanos salgan a las calles y acudan a eventos multitudinarios o masivos. 

"Queda claro que la información oficial en el estado de Veracruz ha sido muy vaga, mínima, y entonces llega el momento que satura y pone el pie encima a la información oficial". 

Advirtió que el color verde del Semáforo puede incluso generar una falsa sensación de seguridad en la sociedad y un "relajamiento" de las medidas de prevención. 

"Lo que sí es importante es la visión externa, que permite ver que se pudiera estar suponiendo que se ha reducido en gran manera la población y el número de gente vulnerable pudiera no tener la oportunidad de enfermarse". 

Sin embargo, recalcó que el virus continúa activo, con posibilidad de infectar a la población, pero con una indiferencia de la sociedad para seguir las medidas. 

Prueba de lo anterior son los centros comerciales que reportan un alto flujo de compradores, en espacios cerrados, aunado a la próxima temporada de días de asueto o de vacaciones escolares, y el pago de aguinaldos. 

Otra situación que podría presentarse con el cambio en el nivel de riesgo puede es que se puede despertar una inconformidad social, advirtió el especialista. 

"Porque si el gurú de la Salud Pública en México, Hugo López-Gatell, está diciendo que en Veracruz está en semáforo verde, pues como los niños, la gente va a creer lo que quieran creer en función de lo que les convenga creer". 

Por lo anterior recriminó una falta de comunicación entre la Federación con el estado de Veracruz, así como el abrupto cambio de medidas que genera escepticismo e incertidumbre sobre la situación real de la pandemia. 

En el caso del Semáforo covid, Mendoza González enfatizó que este representa una medición a nivel país y a nivel local del comportamiento de la pandemia. Por ello, aparte de indicar colores de riesgo, el Semáforo contempla más indicadores y permite analizar el impacto de las acciones gubernamental. 

Comparó que, en el caso de la base de datos de la Secretaría de Salud, con información de casi 80 mil pacientes analizados, esta no representa ni el 1 por ciento de la población total de la entidad. 

"Quiere decir que es una visión limitada, o un número reducido de personas y eso no nos da una idea clara de la incidencia". 

En cuanto a las muertes, el investigador enfatizó que este es un evento "que no se puede ocultar". 

"Sin embargo, lo que pudiera darse en este momento es que no se estén registrando todas las muertes causadas por coronavirus en función a lo que sería el diagnóstico oportuno o la toma de muestras necesarias". 

El investigador defendió además a los trabajadores de Salud, y sobre todo a aquellos médicos que se ampararon para no atender a pacientes en área covid ante las carencias que existen en el sector. 

Lo anterior, luego de que el Secretario de Salud los calificó de "traidores" a la Patria por no cumplir con dicha responsabilidad. El académico prefirió no pronunciarse ante dicha declaración. 

"Yo tengo más de 30 años de ser trabajador del sector salud y a mucho orgullo, a través del tiempo y el punto representativo del personal de salud es un trabajo profesional, ético y responsable, tiene puesta la camiseta”, observó. 

Al personal de Salud, Mendoza González insistió en darles todo el respaldo a los trabajadores de Salud, lo que incluye a médicos, enfermeras, químicos y todos ellos, deben ser reconocidos en su función. 

El académico recordó que los trabajadores no solo sufren desgaste físico, sino mental, y esto puede conducir a errores médicos. 

"Yo he estado analizando la información y sí veo que en las últimas semanas ha habido una meseta en los casos y defunciones y el solo hecho que siga la transmisión, quiere decir que debemos hacer una gran observancia detallada desde el punto de vista epidemiológico". 

El pasado viernes 4 de diciembre, fecha del anuncio del color verde en el Semáforo de Riesgo, el estado de Veracruz rebasó la línea de los 40 mil contagios acumulados. 

Con corte al 5 de diciembre, la entidad registró 40 mil 427 casos confirmados y de esta cantidad, 562 se consideran activos, además la entidad registra 5 mil 932 decesos. 

En su comparecencia ante la Comisión de Salud, el pasado 2 de diciembre, el Secretario de Salud Roberto Ramos Alor destacó que ante la pandemia el Gobierno de Veracruz "enfrentó" la pandemia con valentía, pese a la letalidad del virus. 

No obstante, Ramos Alor acusó de "traidores a la Patria" a los médicos que tramitaron amparos para no prestar servicios en las áreas de Covid de las unidades de salud. 

"Es escabroso para nosotros como médicos, trabajadores de la salud, el hecho que haya trabajadores que se ampararon y un juicio de amparo debe tener una justificación y aquí la justificación es 'no atender pacientes de Covid'". 

Refirió que se implementó la estrategia contra la pandemia en tres escenarios; y entre estos la reconversión hospitalaria para la atención de pacientes COVID-19. 

Esto, en los hospitales generales de Tuxpan y Minatitlán; los regionales de Poza Rica, Xalapa, Río Blanco, Boca del Río y Coatzacoalcos; el de Alta Especialidad de Veracruz, el Centro de Alta Especialidad Dr. Rafael Lucio, y el Materno Infantil, que opera la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). 

Además, se realizaron 909 contrataciones para reforzar la atención y una inversión de 502 millones de pesos para medicamentos e insumos y las 25 mil 050 muestras realizadas por el Laboratorio Estatal de Salud Pública.

Web Master