La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

jueves, 23 de abril de 2020

Noticias falsas no sólo circulan en las redes: opositores de la 4T también las lanzan en WhatsApp


#MetaDatos |  Ante la epidemia del COVID-19 se ha desatado una ola de noticias falsas y WhatsApp es una de las plataformas más vulnerables. Quienes las impulsan han tenido éxito en atacar al Presidente Andrés Manuel López Obrador y podrían incrementar su marcha al iniciar la Fase 3, advierte Luis Ángel Hurtado Razo, director de esta consultora y académico de la UNAM.

Ciudad, de México. | 23 abril de 2020  
Tribuna Libre.-  Las campañas de fake news que infectaron a México en años pasados son un juego de niños comparadas con la sofisticada operación que se lleva a cabo para manipular a la opinión pública, propagar el miedo y desacreditar las acciones del Gobierno federal en su lucha por contener la epidemia causada por el COVID-19, advirtió Luis Ángel Hurtado Razo, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entrevista con SinEmbargo.

De acuerdo con el académico, resulta evidente que quienes están detrás de muchas de las cadenas de mensajes falsos que han circulado en WhatsApp para confundir a la gente y desacreditar la estrategia que lleva a cabo el Gobierno de la 4T para enfrentar a la epidemia del coronavirus no son improvisados. Estas campañas están tan bien orquestadas  que les han dado resultado, al menos entre así lo exhibe la muestra recolectada para llevar a cabo un estudio realizado por la consultora Comunicación Política Aplicada, que también dirige Hurtado Razo.

Los resultados del “Segundo Estudio Nacional ¿Cómo nos informamos y reaccionamos sobre el Coronavirus (COVID-19) los mexicanos?”, arroja que el Presidente López Obrador perdido credibilidad en abril entre los usuarios que se entrevistaron para conformar la muestra.

En el reactivo donde se les pidió que mencionaran a qué actor político no le creen la información que da a conocer sobre el coronavirus, el 32.3 por ciento respondió que al Presidente López Obrador, lo que lo situó a la cabeza de la lista; si bien Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal, resultó ser por segunda ocasión el más confiable.

Hurtado considera que el resultado poco favorable para el Presidente en este estudio es un síntoma de que la desinformación sobre la epidemia está dirigida a afectarlo a él, y ha tenido ya resultados favorables que podrían alentar a las propagadoras de desinformación para que, una vez que México ingrese en la Fase 3 de la contingencia sanitaria, intensifiquen aún más las campañas de fake news.

 “Hay una estrategia fuerte en contra del Gobierno y está teniendo resultado. Estamos viendo una campaña muy bien organizada que ya está cobrando resultados”, sostuvo el académico en entrevista con este diario digital.

“Ya cuando entremos en la tercera fase van a cambiar las dinámicas, va a haber más personas que permanezcan en sus hogares, va a aumentar el número de personas que fallezcan, va a aumentar el número de contagios etcétera. Va a ser un contexto distinto y lógicamente las personas que están detrás de esta estrategia van a incrementar porque sí están teniendo resultados”, afirmó el especialista.

Las noticias falsas se han convertido ya en un problema para el Gobierno federal, quien a través de instancias oficiales como las cuentas de Twitter y Facebook de la Secretaría de Salud (SSA) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) han emitido una serie de comunicados para desmentir los mensajes falsos que numerosas víctimas de la desinformación han llegado a creer.

Hugo López-Gatell, Subsecretario de Salud atribuyó en días pasados estas operaciones a “grupos de interés que fabrican noticias falsas” con el objetivo de “confundir a la sociedad con fines políticos o de interés económico”.

De acuerdo con el informe “Radiografías de la difusión de fake news en México”, realizado por Reuters Institute, con información de Hurtado Razo, México se posicionó durante el 2019 como el segundo país a nivel global con mayor cantidad de noticias falsas, solo detrás de Turquía.

De acuerdo con el estudio, en Turquía el 49 por ciento de la información que circuló el año anterior en la Red fue falsa; en México esta cifra alcanzó el 43 por ciento, con lo que rebasó a Brasil, que obtuvo el 35 por ciento, y a Estados Unidos con el 31 por ciento.

WHATSAPP EN TERAPIA INTENSIVA POR FAKE NEWS

WhatsApp es la plataforma de mensajería más usada en el país, en el 2020 cuenta con 93 millones 600 mil usuarios, según el último corte del análisis “We are social”  de Hootsuite. Durante la contingencia por el COVID-19 este servicio ha permitido que las personas se mantengan conectadas y los ritmos de trabajo se sostengan. Pero la marcha a todo vapor que avivaron en abril los grupos clandestinos que propagan fake news, se ha enquistado en esta plataforma por diversos motivos.

De acuerdo con el informe de Comunicación Política Aplicada, el 73.3 por ciento de los encuestados afirmaron que WhatsApp es la plataforma por la que han recibido una cantidad mayor de desinformación.

¿CUÁL RED SOCIAL ES LA QUE MÁS ESTÁS USANDO?

WhatsApp presentó una vulnerabilidad de seguridad importante durante el 2019, luego que se informara que el software de espionaje Pegasus, de la compañía israelí NSO Group logró burlar la seguridad de la plataforma para infectar y espiar a usuarios de varios países entre ellos México.

OPERACIONES SOFISTICADAS

Hurtado advierte que la mayoría de las fake news sobre el coronavirus no son creadas por personas improvisadas, ya que es evidente que la estrategia que llevan a cabo está planificada por equipos especializados que conocen a profundidad los procesos.

En el caso de las campañas de desinformación en WhatsApp, fue necesaria la adquisición en el mercado negro de bases de datos con números telefónicos, lo que solo personas con un perfil muy especializado en este tipo de campañas sabe cómo adquirir sin riesgos, tanto para ser detectados por las autoridades, como para no ser extorsionados por los mismos proveedores de este tipo de información que implica un delito en México.

Estas operaciones también requieren de un amplio conocimiento de las plataformas, en este caso de cómo se comportan los usuarios de WhatsApp en México, incluso de los segmentos que buscan atacar.

“Estoy casi seguro que [quienes crean las fake news] están midiendo la opinión pública para saber qué tanto están teniendo efecto sus cadenas o sus mensajes. […] Tienen que saber las características, el lenguaje, el impacto. Tienen mucho dominio de la red social y muchas veces están utilizando herramientas digitales para la medición del impacto que pueden tener estas noticias falsas”, afirmó el especialista.

MÉXICO, WHATSAPP Y LAS FAKE NEWS

Aunque las operaciones de noticias falsas a través de WhatsApp para desinformar sobre el Coronavirus son de gran escala, Hurtado Razo advierte que esta plataforma ha sido utilizada en México para varias campañas desinformativas que datan del 2017.

“Esta estrategia de WhatsApp como generador de pánico y generador de desinformación, no es tan nueva, se viene instrumentando desde 2017 y 2018, y en el Gobierno de López Obrador ha tenido una presencia activa”, afirmó el académico.

A finales del Gobierno del ex Presidente Enrique Peña Nieto, las campañas desinformativas que se ejecutaron desde WhatsApp comenzaron ha adquirir un peso importante. El académico considera que es muy probable que estas campañas –creadas para acallar movilizaciones– fueran impulsadas por el Gobierno federal.

“En enero del 2017 se da el alza de los combustibles, producto de la Reforma Energética y la entrada en vigor de empresas a territorio mexicano. En 2017 empezaron a darse movimientos de ciberactivismo para hacer protestas públicas en contra del Gobierno por las alzas del combustible.

“Una forma de frenar estos movimientos fue el uso, yo casi estoy seguro del Gobierno Federal, de cadenas y rumores en WhatsApp que incitaban a dos cosas: a saqueos –había gente que estaba haciendo saqueos– y segundo, [advertir] que estaba habiendo arrestos a esas personas que estaban perturbando el orden público. Había cadenas de texto y de voz, un supuesto agente de la policía, etcétera. Entonces ya vemos que esto lo ha utilizado el Gobierno”, mencionó Luis Ángel Hurtado.

Durante el primer año de Gobierno López Obrador, Hurtado identificó que las cadenas de WhatsApp resurgieron a partir de que se anunció la estrategia de combate al robo de combustible que derivó en el cierre de ductos por varios días, lo que reactivó las fake news en un contexto de crisis pero dirigidas a afectar a la imagen del Presidente.

“En el 2018, no hubo tanta presencia en las cadenas [en WhatsApp] pero a partir de que en 2019 entrara en funciones el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, empiezan a haber circulación de cadenas de WhatsApp.

Cuando empieza el combate por parte de la estrategia del Gobierno contra el huachicoleo, ahí empezaron a circular cadenas en WhatsApp sobre el desabasto, robo y venta de combustible con esto buscaban que la imagen de López Obrador se viera afectada”.

WHATSAPP, LOS MEXICANOS Y LAS CRISIS

Los mexicanos utilizan WhatsApp como un canal de comunicación durante eventos de crisis sobre todo entre grupos familiares y de amigos. De acuerdo con una investigación que realizó Hurtado Razo durante la coyuntura del sismo del 19 septiembre del 2017, a través de esta plataforma se generaron varias dinámicas sociales que apuntan a que los mexicanos recurren a esta plataforma más que a otras redes sociales cuando hay alguna crisis, uno de los motivos es que es una alternativa cuando fallan las vías de comunicación telefónica.

“A raíz del 2017 hubo una evolución de las campañas de fake news vía WhatsApp,
En el 2017 hicimos una medición sobre el uso de las redes sociales bajo las coyunturas de crisis y derivado del sismo del 2017.

“En este estudio encontramos dos peculiaridades, primera surgió una campaña enorme a raíz del sismo del 19 de septiembre esa fue una de las primeras cosas que detectamos, y además la forma en la que utilizaron estas redes los mexicanos. Y ahí encontramos una variable muy interesante: que en los momentos de crisis –y esto lo corroboramos con este suceso [del COVID-19] que está ocurriendo– los mexicanos recurren a comunicarse más vía WhatsApp que por otras redes sociales”, concluyó el especialista.

Web Master