Crónicas Urgentes… La AADUPAV y la reforma de la ley 276 de la UPAV


Lenin Torres Antonio | 05 septiembre de 2018
Tribuna Libre.- Los miembros de la Asociación Académica y Docente de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz AADUPAV, sabedores que la problemática de la UPAV no podría resolverse con enfrentamientos permanentes establecimos una “Hoja de Ruta” que nos permitiera organizar y racionalizar nuestra lucha y llegar al objetivo principal que resolviera de tajo todos los problemas de nuestra Universidad, por eso pasamos de ser un Movimiento de Protesta aglutinados en el Consejo Permanente Universitario en defensa de la UPAV a una Organización Social, posteriormente, sin dejar de lograr metas secundarias, los Acuerdos de Enero de 2017 con la Rectoría de la UPAV y la Secretaria de Educación del Gobierno del Estado de Veracruz para detener el Proceso de Compactación contrario al Modelo Educativo Popular Flexible de nuestra Universidad, y los Acuerdos de Abril de 2018 con la Rectoría de la UPAV donde acordamos reducir a 10 alumnos para abrir grupo tanto en educación media superior como superior, entre otros acuerdos, no obstante importantes para los universitarios upavistas.
El pasado proceso electoral que vivimos constituía un momento de inflexión para acercarnos a nuestro objetivo final, exploración un poco incomprendida aunque de si necesaria, puesto que un enfrentamiento con el Sistema del Poder en turno no daba opción más que convencerlos que nuestras propuestas, inconformidades y planteamientos sobre la UPAV eran justas y que podrían resolverse en un marco de civilidad, fue así como nos involucramos estratégicamente en el proceso electoral, promoviendo el Voto Diferenciado, y  buscando ser escuchados por los candidatos a la gubernatura de Veracruz, siendo el único candidato que aceptó meter el tema de la UPAV en su agenda política fuera Miguel Ángel Yunes Márquez, y observando total silencio en los otros candidatos y candidata.
En mor de la verdad, no obstante, nuestro acercamiento al joven Yunes Márquez y promover une voto diferenciado, al final de cuenta respetamos la decisión personal de todos los miembros de la Asociación, que reflejó un marco plural ideológico de preferencias electorales. El triunfo del actual gobernador electo de Veracruz, el Dr. Cuitláhuac García Jiménez, quien sólo se pronunció sobre la UPAV posteriormente a su triunfo en las Urnas, nos puso en un escenario político predecible, es decir, nos enfrentaríamos de nuevo a los exabruptos de la sucesión del cambio de gobierno, y como fue, aun en la postrimería del actual Gobierno del Estado vimos surgir defensores espontáneos de la UPAV, quienes los vimos anteriormente esconderse y no presentarse en los movimientos y acciones de protesta que hicimos para detener las políticas públicas erróneas sobre la UPAV del actual Gobierno del Estado, y ahora verlos envalentonado, como si hubiera sido permanente su crítica y su preocupación por el tema de la UPAV, a quienes vimos al inicio del Gobierno Actual preferir callarse y pactar con la Rectoría de la UPAV, con tal de conservar su status quo de sus espacios de poder, respondiendo a como siempre han concebido su condición de directores o dueños de las escuelas incorporadas a la UPAV, e interpretar acertadamente sus acciones como una búsqueda de legitimarse para la asunción vulgar al poder de la UPAV, y verlos, como los vimos principalmente a los post-zuñistas, usar la UPAV como un botín político, encabezados por la tránsfuga la diputada Cinthia Lobato, quienes creo que fue sorprendida por esos vivales y le proporcionaron información incorrecta que vertió en sus primeras declaraciones, diciendo que la UPAV tenía 7 mil alumnos, cuando los datos que arroja actualmente la subdirección de estadísticas de la SEV, señalan que son 44000 alumnos entre licenciaturas, posgrados y bachillerato; y sus esbirros, los representantes de las escuelas particulares incorporadas a la UPAV representadas por Omar Pensado y los post-zuñistas, quienes traicionaron con sus corruptelas el legado del maestro Zuñiga Martínez y fueron representados por su sobrino Sarquis, y el ex upavista Almanza Katz, quienes en lugar de “fundadores” deberían llamarlos los “fundidores” de la UPAV.
Afortunadamente nuestra “hoja de ruta” contemplaba este escenario, y por eso preparamos con antelación nuestra propuesta final para resolver la problemática de la UPAV de tajo, la Reforma Integral de la Ley 276 que crea a la UPAV, reforma que se desliza sobre tres ejes fundamentales, Plena Autonomía Universitaria a la UPAV, indispensable para salvar a la UPAV de la política y de los políticos, los Derechos Laborales de sus Docentes, simple justicia a quienes sistemáticamente se les vienen violando sus derechos laborales no teniendo prerrogativas ni seguridad social, y mucho menos certeza laboral, expuestos siempre a la voluntad de la rectoría en turno su permanencia, y Excelencia Académica con una total reingeniería funcional que no tan sólo emule las estructuras académicas y jurídicas de toda universidad pública, sino incorpore la democratización de todas las instancias universitarias de decisión,  y que pese a las circunstancias y oposición de propios y extraños de la UPAV logramos que la Legislatura actual la aceptara y la tramitara a la Comisión de Educación para su posterior discusión y votación, que esperamos sea aprobada en la próxima sesión extraordinaria de la Legislatura de Veracruz.
Una Iniciativa democrática, incluyente, moderna y vanguardista, nada que ver con las pobres críticas que vierten los retrogradas y advenedizos, y que estamos seguros quienes la lean estarán de acuerdo con mis adjetivos, y seguro los diputados de la Legislatura de Veracruz la votarán por unanimidad. Ni facciosa, Ni producto de intereses políticos, es la solución para salvar éste gran proyecto vasconcelista de Veracruz, e iniciar, “la campaña que nos proponemos emprender es más importante que muchas guerras; por lo mismos esperamos que nuestros compatriotas sabrán responder al llamado urgente del país que necesita que lo eduquen para poder salvarse” (Vasconcelos, discurso al tomar posesión de la rectoría de la Universidad Nacional).
Veracruzanos, la indiferencia, el individualismo y la apatía afectan radicalmente el progreso de una sociedad, la Educación debe ser el eje principal de las políticas públicas y del discurso político, si Veracruz quiere progresar y pacificarse. Una sociedad en guerra jamás avanza.
Debemos ser parte real y consciente de éste momento histórico que podremos vivir salvando a la UPAV, y convirtiéndola en una herramienta del cambio social y de la justicia, no hay otro tiempo, tras éste movimiento de lucha que hemos encabezado la AADUPAV a favor de este noble proyecto educativo de los veracruzanos no hay nadie ni nadie que represente intereses personales y oscuros como lo han tratado de hacer ver los retrogradas y enemigos de que la UPAV se libere de la política y sea autónoma.
¡Todos somos UPAV! Autonomía, Derechos Laborales y Excelencia Académica, ¡Si a la Reforma de la Ley 276 que crea la UPAV!

Septiembre de 2018

Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com