A Calderón me da pena verlo. Da vergüenza ver la bajeza de sus comentarios: presidente del PAN

* Damián Zepeda Vidales, recién nombrado en la presidencia nacional del Partido Acción Nacional, habla de sus viejas esperanzas, las que tuvo cuando Vicente Fox y Felipe Calderón llegaron a la Presidencia de México con los colores albiazules.

Ciudad de México. | 18 diciembre de 2017
Tribuna Libre.- *“No cambiamos el régimen, permitimos que las viejas estructuras priistas clientelares continuaran operando”, lamenta el hombre que sustituyó a Ricardo Anaya Cortés en la silla principal de Acción Nacional, el instituto de derecha, fundado en 1939 por Manuel Gómez Morín.

*De cara a las elecciones de 2018 manifiesta que su confianza se encuentra en la coalición “Por un México al Frente”. A Margarita Zavala dice respetarla, pero critica que su razón para renunciar al PAN haya sido una candidatura y no una razón ideológica sometida a debate, como ha ocurrido en la historia del partido. A su esposo, el ex Presidente Calderón, quien promueve su aspiración a la Primera Magistratura, le señala un marcado conflicto de interés al grado de exclamar: “Me da pena verlo”.

Dice que en 2000, cuando tenía 22 años de edad, entró al Partido Acción Nacional con un sueño: cambiar al país. Era un momento histórico porque después de siete décadas por primera vez la Presidencia de la República no la ganaba el Partido Revolucionario Institucional. El partido triunfante era el PAN, el opositor más antiguo (nacido como contraparte del cardenismo) y el representante más fiel de la derecha mexicana. Tenía como candidato a Vicente Fox Quesada, un empresario guanajuatense que había gobernado su estado.

Damián Zepeda está sentado 17 años después, en el despacho principal de Acción Nacional, con el cuadro de Manuel Gómez Morín –el fundador- detrás de sí. Hace apenas días que tomó posesión como presidente nacional después de la renuncia de Ricardo Anaya quien aspira a convertirse en el candidato a la Presidencia de la República de la coalición Por México al Frente.

Ya no cree que Fox sea la encarnación de la esperanza, ni que haya logrado virar el país hacia un cambio.

Tampoco lo cree de Felipe Calderón Hinojosa quien, también panista, sucedió a Fox. Del primero dice que le da “mucha tristeza” verlo donde está ahora, (cerca del PRI). Del segundo dice: “Me da pena verlo, escucharlo […] En el PAN dimos todo por llevarlo a ser Presidente y hoy su conflicto de interés es terrible. Da pena ver la bajeza de sus comentarios”.

De los dos, de Fox y Calderón, el presidente nacional del PAN dice que perdieron la gran oportunidad histórica de romper con el régimen priista cuya inercia era –es- la corrupción, la impunidad, el autoritarismo y la violencia.

–¿Qué PAN recibiste?

–Un PAN fuerte, competitivo, que ha venido recuperando la confianza de la ciudadanía. Yo fui Secretario General en fórmula con Ricardo Anaya. Competimos por la dirigencia nacional. Ambos fuimos votados. Juntos nos pusimos como reto recuperar la confianza de la ciudadanía. Dos años después pasamos de cinco gobiernos estatales a 12. De casi 350 municipios a 570. Gobernamos a más de 40 millones de personas. Tenemos mayoría en bastantes congresos estatales. Somos el partido político que más capitales gobierna en este país. Claramente el PAN ha venido recuperando la confianza de la ciudadanía. Sin embargo, creo que hubo la humildad y la madurez para reconocer el momento histórico que vive el país, el gran reto que tenemos de cara a 2018. En ese sentido sumamos esfuerzos con el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano y sociedad civil para establecer la coalición que inició con el frente ciudadano por México y el de la coalición electoral por México al frente con el que queremos transformar al país. Ese es el PAN al que yo llego y tomo protesta. Tan sólido que logró establecer esta alianza y que hoy tiene retos muy claros de cara al futuro.

–Hablas de “recuperar” la confianza. La crisis de credibilidad de los ciudadanos en los partidos políticos es altamente notoria con su punto más alto en las elecciones de 2015. ¿Qué piensas?

–Es evidente que la ciudadanía está cansada del sistema que tiene. Y en el sistema entran los partidos políticos y dentro de los partidos políticos está el PAN. Tenemos que reconocer eso. Un problema no lo puedes solucionar si no partes del reconocimiento de que existe. Nosotros hicimos ese reconocimiento. Es evidente que había ese desgaste en los ciudadanos. Hay que saber escuchar y decir bueno, ¿por qué está pasando esto? Porque no hay resultados. Porque están viendo un gobierno corrupto, autoritario, ven la violencia. Este año va a ser el más violento de las últimas décadas del país. De un Gobierno que no respeta la libertad de expresión que espía a los periodistas, a los activistas de derechos humanos, a los partidos políticos como fue el PAN. Hay una desilusión hacia los Gobiernos en general. El PAN tiene que ser la solución y no los problemas. Empezando por poner a los mejores perfiles, gente honesta, gente íntegra, que represente a los ciudadanos, que sean congruentes con sus formas de pensar, votando de manera adecuada en la Cámara de Diputados, Senadores, en los congresos locales. Teniendo buenos gobiernos. Ahora bien, hay que cumplir … Hoy, el dilema está clarísimo. Continuidad o cambio. Es un dilema que desde hace mucho tiempo existe, pero hoy está completamente transparente. Esa va a ser la decisión que tienen los ciudadanos. Por un lado, quien ofrece continuar lo que se está haciendo hoy. Ahí está el candidato del PRI que lo definió el Presidente de la República, que han hecho toda una parafernalia con bombo y platillo para tratar de decir que es distinto, perdón ¿Distinto? Los cinco años de Gobierno ha sido Secretario y yo no escuché una sola crítica ni con el pétalo de la rosa hacia los casos de corrupción, hacia la impunidad, el autoritarismo, hacia la violencia, nada, jamás. Y hoy ni siquiera lo digo como ataque porque a las personas hay que respetarlas, lo que representan es contra lo que estamos combatiendo, pero él mismo se está esforzando por decir que lo hagan suyo, que está orgulloso de lo que el PRI ha hecho, que México debe aplaudir y reconocer lo que el PRI le hada dado, que EPN ha hecho un excelente Gobierno. Y cuando le preguntan si va a hacer algo en casos de corrupción, titubea y se sale por la tangente. Él representa al sistema y lo va a defender. Está bien. Es su decisión. Si los mexicanos creen que México va por el camino correcto, si no les molesta la violencia, el autoritarismo, la falta de libertades que este Gobierno impulsa, esa es su opción.

Nosotros en el PAN y en el frente formamos parte del 80 por ciento de los mexicanos que creemos que México tiene que cambiar, que creemos que no es posible esta violencia, que creemos que no puede ser posible esta corrupción, que tenemos que romper el pacto de impunidad que existe que es evidente. Hoy nos quieren decir que han apresado a Gobernadores, perdón, pero sólo han apresado a aquellos que han perdido sus elecciones y por la presión que los gobiernos de la alternancia hemos hecho y los han agarrado fuera del país, no no es cierto que han hecho un combate a la corrupción. Quienes estamos en el cambio tenemos dos opciones, una es una opción que voltea al pasado con Andrés Manuel López Obrador y Morena, con propuestas de hace décadas que ya fracasaron y que tienen en una tragedia a países como Venezuela. Esa es una opción de cambio, pero cambio a condición de pasado. La otra opción es la que nosotros queremos representar, la que nosotros representamos, en el PAN o en el Frente es un cambio con visión de futuro, con propuestas innovadoras para los problemas graves que venimos impulsando un cambio de régimen.

–Desde 1939, el PAN puede ser estudiado en diferentes etapas históricas. Están los fundadores con su idea de oposición leal, la hegemonía católica o los neopanistas. ¿Con qué piensa que será identificada su presidencia?

–Lo que te diría es que (será) una mezcla del pasado que nos creó los principios que nos motivan, pero también entendiendo que hay que voltear hacia el futro. Lo que México requiere del PAN son soluciones inteligentes a los problemas que tienen los ciudadanos. No se trata de venir y de cambiar las generaciones. Se trata de un diálogo de generaciones en donde podamos tomar lo mejor del pasado y del presente para ir fuertes hacia el futuro.

–Respecto a la opinión que tiene usted de José Antonio Meade. Se trata de un hombre que estuvo en un equipo panista, ¿qué dice al respecto? Y de paso, ¿existe eso que llaman PRIAN?

–Él nunca estuvo en el PAN. Más bien siempre ha tenido tendencia priista. Estuvo colaborando en un Gobierno muy particular en el que tuvo relaciones con algunas personas. Mi crítica es a lo que representa. Nosotros creemos que hubo grandes avances en los Gobiernos del PAN (Vicente Fox, Felipe Calderón), sin duda alguna principalmente en materia de Transparencia, Seguro Popular, estabilidad económica inversión e infraestructura. Eso no implica que no reconozcamos que tuvimos temas en los que quedamos a deber. Principalmente, no cambiamos el régimen, permitimos que las viejas estructuras priistas clientelares continuaran operando …

–¿En dónde reconoce el PAN a la izquierda? ¿En Morena? ¿En el PRD?

–Creo que el debate o la clasificación izquierda o derecha o centro está rebasada. Si se hace una revisión de las plataformas del PAN, PRD y MC, se encontrará una gran coincidencia en lo fundamental. Tenemos diferencias, sin duda alguna. Pero hicimos un ejercicio que privilegiara las coincidencias en lugar de las diferencias y logramos una plataforma común. Yo coincido con la afirmación que hizo Krauze que los problemas de México hoy no son ideológicos. Son reales, de política pública, de decisiones concretas … La corrupción no es ideológica.

–¿Pero cuál es el partido al que reconocen en la izquierda?

–Sí creo que el PRD es un representante de la visión de izquierda en el país. (Con este partido) hemos estado haciendo un ejercicio de coincidencia. Tenemos una plataforma que claramente delinea nuestro programa en materia económica, impunidad, combate a la pobreza y desarrollo económico. Principalmente (aspiramos) al cambio de régimen. Hay temas en los que diferimos, sin duda y cada quien tiene que mantener su esencia.

–Margarita Zavala Gómez del Campo no estuvo en ese consenso. ¿Qué piensa de su salida del partido y qué futuro le avizora?

–A la persona le tengo respeto. Pero soy una persona que dice las cosas como son. Ella, al final del día quería una candidatura. No quiso esperar los tiempos porque se le vencían los plazos para irse como independiente. Se le informó que seguramente sería una votación de militantes, como (ha ocurrido en) la historia democrática del PAN. Tomó su decisión personal. Ella no se fue por una cuestión ideológica ni de principios, ni por un gran debate como en otros momentos ha pasado en el PAN, cuanto otros han dicho que se van, y es muy respetable. Ella quiso irse. Adelante, se fue. Punto.

–¿Fue un pleito con Ricardo Anaya?

–Más que pleito fue una diferencia de un planteamiento en que se debía garantizar la candidatura. La ley marcaba una precampaña, una definición de método. El método con el cual hoy vamos a elegir a candidato presidencial es el mismo con el que se eligió a Felipe Calderón. Es el mismo con el que se nombró a Josefina Vázquez Mota. Entonces fue democrático y va a ser democrático.

–Hablando de la persona con la que colaboraba Meade, una persona que se llama Felipe Calderón Hinojosa, ¿cómo evalúas su gestión presidencial y qué piensas de su figura política?

–En el PAN todos estuvimos orgullosos de nuestro Presidente. Hubo grandes avances en la materia y también hubo grandes temas en los cuales no estamos de acuerdo. Yo diría que fue un sexenio muy positivo. Se destaca principalmente en inversión en infraestructura. No ha habido otro sexenio con esos números de inversión. Eso está a la vista en el país. Creo que es una persona de carácter que tomó decisiones valientes para México. No comparto esta idea de la guerra planteada de esa manera (la política de Seguridad de Felipe Calderón que dejó miles de muertos, desaparecidos y desplazados), no dejo de reconocer que fue una decisión tomada de buena fe pensando en que eso era lo que necesitaba el país para acabar con la violencia que tenía. (Pero ahora) hay un tema de seguridad que tenemos que reevaluar y hacer un planteamiento distinto. No creo que ese sea el camino. Quizá lo que a mí en lo personal difiero de fondo es que no se haya separado de las estructuras priistas. Vimos al Estado de México como la entidad que más recursos recibió. Vimos que la educación fue dada a manos del sindicato y particularmente a Elba Esther Gordillo. Pues no. No puedo estar de acuerdo con eso.

Creo que fue un buen Gobernante, pero hay que tener autocrítica. No es deslealtad. Si hay que identificar retos, esos son los retos que veo. Ahora, a la persona me da pena verlo, escucharlo, con alguno de sus comentarios. Yo respeto mucho a la investidura. En el PAN dimos todo por llevarlo a ser Presidente y hoy su conflicto de interés es terrible. Da pena ver la bajeza de sus comentarios.

–¿Algún comentario más marcado que el otro?

–Muchos. Hacia la dirigencia … (Pero) no hay que rebajarse. Cuando ves que alguien se rebaja, hay que dejarlo que se rebaje solo. Sus comentarios han sido muy lamentables. Sus comentarios con respecto al PAN carecen de la más mínima objetividad. Por una sencilla razón, su esposa quiere ser candidata compitiendo contra el PAN.
Así de claro lo digo.

–¿Cuál es tu evaluación de Fox?

–Hace mucho que no es panista. Todos nos motivamos, nos entusiasmamos de participar en política con ese gran momento. Yo entro al PAN en ese momento. Recuerdo todavía perfecto la celebración en la plaza. Tenía 22 años. Todavía recuerdo ese momento con mucha emoción. Creo que se hicieron grandes cosas, las reformas en materia de transparencia en su tiempo fueron muy positivas, en salud, la estabilidad económica como la de él como Calderón fue algo significativo. Sin embargo, la autocrítica te lleva a decir: no rompimos el sistema. Era la gran oportunidad. La gente esperaba que acabáramos con todas esas redes y tejidos de corrupción en el país y parecería que no se hizo. Hay que aceptarlo. Bueno, la verdad que sí da mucha tristeza que quien luchó por sacar al PRI de Los Pinos, quien motivó a todo el país para hacerlo, pues parecería ahí (el PRI) lo tiene muy cerquita.

–La primera Ley de Transparencia es un logro atribuido a un Gobierno emanado del PAN. Tú no has presentado tu declaración patrimonial en la iniciativa 3de3. ¿Planeas presentarla?

–Por supuesto que sí. Siempre he declarado cuando he tenido una responsabilidad pública. La haré con mucho gusto. La estamos ya preparando para presentarla. Fuimos unos impulsores como secretario general que estuviera en su máxima expresión y tuviera máxima publicidad. Lamento que se hayan puesto algunos candados.

–¿Eres dueño de la empresa en Sonora “Zepeda Maderas y Servicios”?

–Mi familia. Mi padre lo es. Yo tenía acciones e hicimos un cambio en la sociedad. Mi padre es el que tiene las acciones en este momento. Él es el que lleva el negocio.

–El episodio de los escándalos inmobiliarios de Ricardo Anaya en la prensa nacional, ¿que dejó?

–Ricardo Anaya, te lo digo en su calidad de dirigente, es hoy por hoy el político mexicano que tiene más transparencia en el país. Nadie ha transparentado los flujos, los ingresos, todo, como él. Fue fruto de una maquinaria de ataque de parte del Gobierno. 25 primeras planas en 60 días no es normal. Más de mil notas en diferentes medios de comunicación no es normal. Había una ofensiva para destruirlo. Creo que diferente a lo que buscaban lo fortalecieron. Es lo más bajo que puede hacer un Gobierno. Él no tiene un solo dato indebido. Ha estado transparentado todos los ingresos que tienen él y su familia. Metieron a la familia de la esposa como si fuera un cártel. Hasta a los hermanos del suegro, gente que los has visto una vez en su vida. Y fue aclarando punto por punto. Documentó cómo estaba todo desde antes de que él naciera. Les ganó todas. Tuvo su juicio de réplica y lo ganó. Es un hombre valiente. Salió adelante y salió fortalecido.

–En 2018, ¿habrá más guerra sucia?

Sin duda. Así lo entiende el Gobierno. Por eso queremos cambiar al Gobierno. Queremos garantizar que eso no vuelva a suceder en México. Tiene que respetarse a la gente…

–Ni en contra de López Obrador …

–Claro que no. En contra de nadie debe existir. Quien simpatice con el señor, adelante …

–¿Ni aquello de que es un peligro para México?

–Nosotros tenemos una opinión de sus propuestas. Creemos que son populistas. Pero es una opinión. Eso no significa que vas a agarrar recursos públicos y vas a mover a toda tu maquinaria para tratar de destruir a una persona. Compite con ideas. Pon las tuyas en la mesa, dile a la ciudadanía lo que estás pensando. Por qué crees que eso es voltear al pasado. Por qué crees que sus políticas económicas están equivocadas. Por qué crees que es mejor nuestra estrategia en materia de seguridad. Por qué crees que verdaderamente aquí se va a luchar contra la corrupción y que él no cambió nada cuando fue Jefe de Gobierno. Creo que eso es la manera de la democracia de convencer.

–¿Qué hacía usted en La Habana?

–Hice un curso. Cuando estuve en la Universidad fuimos […] Tuvimos un viaje cultural con el Doctor Soto La Madrid, un gran jurista reconocido a nivel nacional. Fue una visita académica.

(SinEmbargo) 
Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com