La expresión de los columnistas y colaboraciones, es criterio y responsabilidad personal de quien los firma. Más no el sentir de Tribuna Libre Noticias

miércoles, 9 de diciembre de 2020

Entre lo utópico y lo verdadero

La historia de María y el acoso dentro de la Contraloría General de Veracruz

                                                     Claudia Guerrero Martínez | 09 diciembre 2020

www.tribunalibrenoticias.com

Tribuna Libre. – Y las denuncias no paran. Víctimas de acoso y abuso de género se arman de valor para denunciar a otro funcionario estatal del Gobierno del presunto cambio de la 4ª Transformación, en la administración de Cuitláhuac García Jiménez, ahora, en la Contraloría General del Estado, comandada por una mujer, Mercedes Santoyo Domínguez… Esta titular conoce la problemática y ha callado. Y el acosador y violento hombre ha sido protagonista de varias entregas, por actos de corrupción, usurpación de funciones y hoy, María cuenta su historia, al sufrir violencia en el noviazgo y relación sentimental, perpetrada por Miguel Ángel Vega García, director general de Transparencia, Anticorrupción y Función Pública de la Contraloría General de Veracruz … Les cuento inteligentes lectoras y lectores. 

Hace unos meses, cuando el titular de Gobernación Fernando Quirarte, funcionario de la Secretaría de Gobierno, fue acusado de acoso sexual y laboral, su jefe y titular Eric Cisneros Burgos, soltó un discurso comprometiéndose a cuidar y respetar a las mujeres en sus centros de trabajo y sólo cambió a su subalterno a la Junta de Mejoras de la SEGOB.  Y trabajadoras de esa dependencia, nos advierten que los acosos no se detienen, empezando por el mismo llamado “Bola 8”, quien es asiduo de jovencitas ambiciosas, quienes lo acompañan a todos lados, con el aval de sus padres. 

María se acercó a una servidora, pues ha denunciado los abusos perpetrados en su contra y varios medios de comunicación simplemente, optan por atender los compromisos y convenios, que ser la voz de estas mujeres trabajadoras, quienes exponen un grave problema laboral y además, violencia de género ejecutado por jefes soberbios, quienes piensan que los empleados son de su propiedad y los pueden tratar como les den la gana. 

María es una de tantas mujeres, que tiene el valor de contar su historia. El villano de ésta entrega es Miguel Ángel Vega García, director general de Transparencia, Anticorrupción y Función Pública de la Contraloría General de Veracruz, a quien señala de abusador y depredador sexual. Y los señalamientos van más allá, pues la titular de la Contraloría General del Estado, Mercedes Santoyo Domínguez conoce sobre el tema y simplemente calla las relaciones que ha tenido su subalterno Miguel Ángel Vega con una subordinada directa, mostrando ser intocable y el abuso de poder ser evidente.   

La nueva novia de Miguel Ángel Vega García es la encargada de la Agencia Anticorrupción de la Contraloría General, Karen Sarahí Jácome Viveros, quien sin experiencia y tampoco trayectoria, presume ser la experta en temas de investigación y auditoría, cuando antes de este cargo, era edecán.

 

Y el interés de hacer público este abuso de poder, es por el acoso sexual perpetrado por Miguel Ángel Vega García a sus secretarias, asistentes y hasta tener de planta y en la nómina a sus parejas sentimentales, como cuando estuvo de Contralor en SEDESOL, durante la administración de Rosario Robles Berlanga, hoy presa en un penal de la Ciudad de México. Cabe mencionar, que existe un rumor de una denuncia interpuesta por excolaboradoras de Miguel Ángel Vega en SEDATU, por acoso sexual en contra de las empleadas y también en otras dependencias federales, que investigan abusos de funcionarios. 

Víctimas avalan lo publicado por una servidora, al asegurar que Vega García fue contratado para hacer el trabajo sucio y supuestas investigaciones contra los duartistas y yunistas. Lo expuesto sobre las borracheras, el 100 por ciento es real. Miguel Ángel Vega es ya alcohólico y un hombre violento, que compra armas, así como ejerce actos de corrupción al no declarar sus bienes y compra terrenos a precios irreales. 

Y María va más allá…Sufrió abuso físico y verbal durante la relación que sostuvieron por más de tres años, hasta que experimentó el engaño que le hizo Vega con una subordinada en la oficina. Y nos cuenta: “Es un hombre narcisista, muy enfermo sexual, violento y sobretodo, misógino… Me golpeó varias veces, excusándolo de que tenía mal carácter y que era por mí culpa”.    

María admite una relación tóxica y enfermiza: “Viví su abuso en carne propia y pido a las demás trabajadoras a que no permitan violencia de género y acoso laboral. Ninguna mujer debería de ser presionada por su jefe para no ser despedida. Él utiliza estos mecanismos para conseguir mujeres cautivas”. 

Mercedes Santoyo Domínguez permite esto y más. Le tiene miedo a su subordinado Miguel Ángel Vega, por el cuento de ser el consentido del Secretario de Gobierno, Eric Cisneros y además, ser protegido del Delegado de la Fiscalía General de la República en Veracruz, Gonzalo Medina. Un pillo que deberá dar explicaciones por actos de corrupción, omisiones en sus declaraciones patrimoniales y la denuncia interpuesta por la anterior Contralora Leslie Mónica Garibo Puga, así como el estado que guarda esta investigación. 

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com 

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx 

Twitter: @cguerreromtz

Web Master