Místicos y Terrenales


*Caso Karime: Ni justicia, ni legalidad, sólo show mediático electorero.

*Con estas acusaciones, Karime ni siquiera pisa cárcel.

Marco Antonio Aguirre Rodríguez | 01 junio de 2018
Tribuna Libre.- En el Caso Karime, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares está muy, pero muy lejos de la búsqueda de la justicia. Junto con el Fiscal Jorge Winckler, han violado el debido proceso una y otra vez; se encaramaron en el afán de pergeñar  votos para Miguel Ángel júnior y dejaron de lado la justicia que los veracruzanos esperábamos.
Que Karime Macías es culpable.
El 99 por ciento de los habitantes de Veracruz pueden considerar que sí, junto con un porcentaje tal vez algo menor a nivel nacional.
Pero hasta ahora no se le ha procesado ni se le ha declarado culpable.
De hecho, quién sabe si la puedan traer a Veracruz.
Pero lo que están haciendo con el caso Karime, no es justicia. Cualquier abogado sabe que la justicia se basa en el planteamiento aristotélico de lo legal.
Y aquí ha habido muchas irregularidades que pueden rayar en lo ilegal.
Lo primero es la tardanza u omisión del Fiscal General del Estado, Jorge Winckler, en el fincamiento de responsabilidad, la cual se debió iniciar desde que Winckler tomó el cargo, para evitar que tanto ella como el propio ex gobernador hubieran evadido la acción de la justicia
El domingo 27, cuando se hizo el anuncio formal de que se había emitido orden de aprehensión en su contra, por parte del Fiscal Wininckler, se le exhibió en abundancia para que fuera identificada de inmediato.
No se guardó la debida secrecía. De hecho, no se debió difundir que se había emitido la orden de aprehensión, para no alertarla.
Por la fecha, se involucra un hecho más. Karime Macías pidió un amparo contra las instituciones de justicia por la presunción de que se le quería detener, pero el juez lo negó.
¿La orden de aprehensión se emitió antes o después de la negativa del amparo?.
Eso es sustancial.
Lo más seguro es que ante la evidencia, los abogados de Karime ya hayan presentado una nueva solicitud de amparo.
Todo porque la alertaron.

¿JUSTICIA O VENGANZA?. La justicia sigue procedimientos y la aplican las instituciones adecuadas, que es lo legal.
Justicia que no sigue lo legal, no es justicia, si no venganza.
Entonces, en lugar de justicia se podría estar buscando venganza para las ofensas que el pueblo de Veracruz siente aún.
Pero tampoco es venganza, porque tampoco hay una acción punitiva real.
Entonces, simplemente, estamos ante un acto con tintes políticos y electorales que buscan un fin único y ya ampliamente denunciado: Acrecentar la figura del gobierno del estado para impactar positivamente la imagen del hijo del gobernador como aspirante a sucederlo.
O, a implantar la monarquía azul en Veracruz.
No se siguió, por tanto, el debido proceso legal.
No hubo secrecía y por el contrario, hasta se filtró un detalle sustancial para la captura de la presunta culpable. Se hizo público el lugar en el que se encuentra.
Tan grave fue la violación al debido proceso, que Televisa tuvo los datos suficientes para buscarla en lo que es su domicilio en Inglaterra y la ubicaron
Aquí fue más que evidente la intención política del caso, con la amplia intervención que ha tenido el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en el mismo.
O ¿acaso el gobernador ignoraba que estaba violentando la secrecía del caso?, ¿no tuvo un buen abogado que le advirtiera de ello?, ¿Winckler no se lo pudo decir?.

DESVÍO DE RECURSOS Y ABUSO DE AUTORIDAD. Al difundir Miguel Ángel Yunes el video del domicilio de Karime “N”, evidenció por lo menos dos irregularidades de su administración: desvío de recursos y abuso de autoridad.
El abuso de autoridad es porque el principio de legalidad dice que la autoridad tiene como única responsabilidad hacer lo que las leyes explícitamente ordenan. Y en ningún lado se establece que el gobierno del estado de Veracruz está facultado para realizar investigación policiaca alguna, ni por si, ni por interpósita persona (como dicen los abogados) O sea, como ocurrió en éste caso, contratando a alguien más.
El desvío de recursos del erario público se da al destinar una parte del presupuesto del gobierno del estado a una investigación policial.
¿Cuánto costó la investigación?, le preguntaron a Miguel Ángel Yunes el 30 de mayo y respondió “costó un boleto de avión y lo pagaron los veracruzanos”.
¿De qué partida gubernamental salió para pagar ese boleto y la estancia de quienes hicieron la investigación?.
Con seguridad, no lo dirán.

EL RASGO POLÍTICO DEL CASO KARIME. A Karime Macías la acusan del presunto desvío de recursos públicos por 112 millones de pesos a través de la contratación de empresas fantasma.
Esto es un delito del fuero común, por tanto no tendría nada de político.
Pero en cambio, es más que evidente que la intención del gobernador al intervenir en este caso es política.
Vaya, que haya sido él, el gobernador, quien envío un investigador a buscarla y ubicarla, le da este rasgo más que político al caso.
El ex director de la Interpol-México, Rodolfo de la Guardia García, consideró que Karime Macías, podría argumentar ser perseguida política para frenar su extradición desde Gran Bretaña.
Esta es una estrategia que muchos prófugos de la justicia han utilizado para impedir que el país en el que se encuentran los extradite.
“El Tratado de Extradición –entre México y Gran Bretaña- habla de que no se concederá la extradición por motivos políticos”.
Esa es una vertiente que los abogados de Karime Macías deben de estar trabajando ya, para cualquier eventual acción de la justicia de Gran Bretaña.
Como Rodolfo de la Guardia dijo, dilucidar esto puede llevar a una discusión sobre qué se entiende por delitos políticos en los Tratados Internacionales.
Pero aún así, ni siquiera tienen la certeza de que será extraditada.
El mismo Yunes Linares lo explicó el 30 de mayo: “Desde el sábado la Interpol ha girado una ficha roja, pero no implica que vaya un agente y se la lleve, si no que haya una alerta migratoria e Interpol la puede tener ubicada”.
Aunque detengan a Karime Macías y le arman proceso penal, con una fianza que garantice la reparación del daño puede salir libre. De acuerdo con la presunción de que durante el gobierno de Javier Duarte pudieron haber extraído hasta 80 mil millones de pesos, el pagar la fianza por los 112 millones de pesos no les resulta grave.
De hecho, de acuerdo con la información de Televisa, el departamento en el que actualmente vive Karime Macías cuesta más de 120 millones de pesos.
El caso Karime incluso hay quienes lo ven como una acción consensuada de parte de los Duarte y el gobernador, para hacer el escándalo mediático que ha hecho con profusión Miguel Ángel Yunes.
¿Será un juego de poder entre místicos para distraer a terrenales?

Comparte ésta noticia:
 
Copyright © 2011. Tribuna Libre Noticias - All Rights Reserved
Con el libre derecho de hablar con apego a derecho | Periodismo: Objetivo, Plural, Investigación, Critica, Polí­tica...
Webmaster
Página Web Diseñada por: Lachito.com